El hijo de Isabel II ha visitado un conocido centro comercial en la capital del Reino Unido. Su visita ha causado furor entre los londinenses.


El Príncipe Carlos de Inglaterra ha realizado una visita muy poco usual dentro de su agenda de compromisos. El Heredero al Trono de Inglaterra se ha personado en unos grandes almacenes del centro de Londres, provocando un enorme revuelo a su llegada. ¿Querría encontrar alguna prenda de rebajas? En realidad, el motivo de su visita era encontrarse con

Un baño de multitudes a las puertas de una tienda por departamentos

El hijo de Isabel II se ha dado un auténtico baño de masas a las puertas del TK Maxx de Tooting High Street, en la capital británica. En esta conocida tienda de oportunidades y artículos de marca rebajados, Carlas se ha reunido con empleados de Get Into Retail, una asociación de la entidad Prince’s Trust.

Así, el padre de los príncipes Guillermo y Harry ha posado ante las cámaras como pocas veces se le ve: paseando en un centro comercial entre carriles de ropa, atravesando paneles de seguridad a la entrada del comercio o echando un vistazo a los chollos más atractivos de la sección de caballeros.

En su visita a la tienda, Carlos se reunió con Martina Milburn, Jefe Ejecutivo de The Prince’s Trust Group, así como con Louise Greenlees, Presidente de TJX Europa. También tuvo tiempo de charlar (y bromear) con los dependientes sobre la vida de los jóvenes en Londres.