Este jueves ha fallecido la reina Isabel II. Con su muerte, a los 96 años, el Reino Unido dice adiós a su monarca más longeva, y la que más tiempo ha permanecido en el trono. La noticia ha sido anunciada a través de un comunicado desde el Palacio de Buckingham. Minutos después se ha pronunciado su hijo mayor, el Príncipe Carlos. En una nota que ha enviado a medios de todo el mundo, y que se ha emitido en la BBC, el Heredero al Trono de Inglaterra ha comunicado de manera ‘oficial’ a sus súbditos el fallecimiento de su madre. «Es la muerte de mi amada madre, Su Majestad la Reina Es un momento de la mayor tristeza para mí y para toda la familia», arranca diciendo en su escrito. Es el primer comunicado que envía como nuevo rey del Reino Unido: Carlos III. A sus 73 años está más que preparado para protagonizar un momento de tal calibre, y lo ha hecho con nota.

Carlos de Inglaterra
Instagram

El comunicado íntegro de Carlos de Inglaterra dice lo siguiente:

«Una declaración de Su Majestad el Rey:

El fallecimiento de mi amada Madre, Su Majestad la Reina, es un momento de la mayor tristeza para mí y para todos los miembros de mi familia. Lamentamos profundamente el fallecimiento de un querido Soberano y una Madre muy querida. Sé que su pérdida se sentirá profundamente en todo el país, los Reinos y la Commonwealth, y en innumerables personas en todo el mundo».

El Príncipe Carlos ha compartido con el mundo la noticia de la muerte de su madre en torno a las ocho de la tarde, hora de España. Cabe destacar que no firma el texto en modo alguno: ni como Príncipe de Gales, ni como Carlos III. Sin embargo, en la carta que ha pronunciado ante la BBC la primera ministra, Liz Truzz, ha mencionado al Heredero al Trono como «Carlos III».

reina isabel de inglaterra, principe carlos de inglaterra
Gtres.

Apenas unas horas antes, en torno a las dos, el Palacio de Buckingham emitía un comunicado para anunciar que el estado de salud de la reina preocupaba a sus doctores tras la revisión a la que la habían sometido este jueves. «Después de una completa evaluación esta mañana, los médicos de la Reina están preocupados por la salud de Su Majestad y la han recomendado que permanezca bajo supervisión médica. La Reina está tranquila en Balmoral», explicaba el texto. De inmediato se activaban todos los pasos de la llamada «Operación London Bridge», que indica lo que hay que hacer en caso de la muerte del soberano británico. Se trata de un plan secreto que dura 10 días y en el que está todo perfectamente programado.

Entre los planes que se pondrán en marcha tras el fallecimiento, día al que llaman como ‘Día D’, están las medidas como la de bajar a media asta las banderas que se encuentran en todos los edificios públicos del país hasta 10 minutos después de que se anuncie el triste desenlace. Antes de esto se informará del deceso a la primera ministra, Liz Truss, con la que Isabel II se reunió hace apenas dos días. Ella será la encargada de informar a miembros del gabinete, al consejo privado y a altos cargos. Después, a las Fuerzas Armadas, que podrían hacer una operación con armas de fuego en todo el país para hacer un homenaje a la reina. «Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina. Se requiere discreción». Es el mensaje que se va a decir a cada uno de los altos mandatarios antes de hacerlo público al resto del mundo.

Isabel II
GTRES

Una vez que se ha dado la noticia, el funeral tendría lugar 10 días después de su muerte en la Abadía de Westminster. Su cuerpo permanecerá en el templo durante tres días y el lugar estará abierto 24 horas para que todo el que quiera puede desplazarse para visitar y dar el último adiós a la reina. Luego será enterrada en la cripta familiar junto a su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo, que falleció el 9 de abril de 2021, en el Castillo de Windsor. 

Uno de los primeros líderes internacionales en reaccionar a la muerte de Isabel II ha sido  Joe Biden. El presidente de Estados Unidos ha comunicado este jueves que había sido informado sobre la situación de la Reina Isabel de Inglaterra. El portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a los periodistas que «sus pensamientos y los de la primera dama están firmemente con la reina y su familia».