Camilla de Cornualles, vencida judicialmente por su vecino

La duquesa de Cornulles llevaba desde 2017 inmersa en una batalla contra el hombre de negocios Phil Clayton, su vecino en el condado de Wiltshire.

Los problemas entre vecinos están a la orden del día, incluso -y aunque pueda parecer extraño-, entre los miembros de la realeza. Una de las últimas en protagonizar una contienda legal ha sido Camilla, la mujer del príncipe Carlos.

Leer más: Camilla Parker, aterrorizada por un fantasma en una mansión (y no es broma)

La duquesa de Cornulles llevaba desde 2017 inmersa en una batalla contra el hombre de negocios Phil Clayton, su vecino. Ella intentaba parar las intenciones de este de reformar su vivienda del condado de Wiltshire, que se sitúa junto a la casa de soltera de Camilla, en la que tenía planeado construir un pequeño apartamento. 

Un proyecto que la duquesa de Cornualles no veía con buenos e intentó parar por vía judicial. La construcción de este piso estaba destinado a la anciana madre de su vecino. Tras oponerse en diversas ocasiones y después de dos impugnaciones, finalmente la ley le ha dado la razón a Phil Clayton y podrá llevar a cabo la reforma que tenía planificada, ubicada a 60 metros de la propiedad de Camilla.

El Consejo de Wiltshire considera que la distancia «combinada con el diseño simple de la dependencia» no es perjudicial para Camilla. Un varapalo para la mujer del príncipe Carlos que posee esta residencia en la campiña inglesa desde el año 1986 después de que se divorciara de Richard Parker Bowles. Un lugar al que suele acudir en compañía de su marido siempre que puede y que  utiliza como refugio para respirar aire puro, disfrutar de la naturaleza y evadirse de la ajetreada ciudad de Londres.