Horas antes del funeral de Estado de la Reina Isabel II, BBC ha emitido este domingo la primera entrevista televisada a Camilla tras haber sido proclamada como Reina consorte. La mujer de Carlos III ha echado la vista atrás y ha recordado algunas anécdotas que vivió junto a la monarca. Ha elogiado la figura de la soberana y, a corazón abierto, ha revelado cómo era en la intimidad.

Camilla, Reina Isabel II
GTRES

La Reina Isabel II era una apasionada de las carreras de caballo, algo que algunas personas no entendían, según ha comentado Camilla. En su homenaje, la Reina consorte admitía que la soberana lanzaba una mirada fulminante con sus «maravillosos ojos azules» a todos aquellos que osaran cuestionar su conocimiento sobre este deporte. La difunta monarca era feliz visitando a sus caballos y también al verlos correr. «Nunca se te ocurría cuestionarla o discutir con ella sobre cómo se crían los caballos», expresaba entre risas.

En su relato, la Reina consorte recuerda cómo la madre de Carlos III era feliz cuando estaban en el Castillo de Balmoral, lugar donde finalmente fallecía el pasado 8 de septiembre. Sobre esto, Camilla cuenta que la soberana siempre ha encontrado el equilibrio a la hora de disfrutar tanto de su vida privada como pública. La Reina Isabel II ponía límites a sus obligaciones públicas para poder dedicarle tiempo a su intimidad y hacer que sus vacaciones en Escocia fuera su «momento de disfrute». Su finca privada escocesa era donde se relajaba y disfrutaba del paisaje de las Highlands, así como de la compañía de los habitantes, quienes la veían como una vecina más y respetaban su intimidad.

Príncipe Carlos, Camilla, Isabel II
Gtres

Tenía sus propias reglas para gestionar el tiempo, insiste Camilla. «Creo que es muy importante que la agenda se planifique para que se sepa cuando estaba de servicio y cuando tenía que hacer las cosas. En Escocia disfrutó, aunque probablemente estaba trabajando con sus cajas rojas. Podía tener a su familia para que estuvieran con ella, podía hacer las cosas que le gustaban», cuenta.

Isabel II era una persona muy divertida

En su primera entrevista como Reina consorte, Camilla ha echado la vista atrás y se ha remontado al día de su boda, en 2005. Fue ahí cuando vivió una de las anécdotas más divertidas junto a la Reina Isabel II. En concreto, la mujer de Carlos III recuerda que salió de Clarence House para ir a Windsor y con los nervios del momento se puso un par de zapatos diferente. «Uno tenía una pulgada de tacón y el otro dos», recuerda. A mitad de camino, en el coche, fue la Reina Isabel II quien se dio cuenta de lo ocurrido y comenzó a reírse por la situación. «Tenía un buen sentido del humor«, insiste.

Reina-Isabel II y-Camilla-Parker Bowles ayer en Ascot

En el ámbito privado, Camilla confiesa que llevó en algunas ocasiones a la Reina Isabel II a algunas de sus organizaciones benéficas. «Fue una especie de disfrute genuino, ella hizo muchas preguntas y fue muy agradable llevarla a cosas que yo sabía que iba a disfrutarlas», rememora.

Como no podía ser de otra forma, Camilla también ha elogiado la figura de la soberana y recoge que siente admiración por el hecho de que sus forjar su propio camino en un mundo liderado por hombres. ”Debió ser muy difícil para ella ser una mujer solitaria. No había mujeres primeras ministras ni presidentas. Ella era la única, así que creo que se forjó su propio papel”, reflexiona y deja claro que siempre recordará «esa sonrisa inolvidable». 

¿Dónde murió Isabel II?

El el Castillo de Balmoral.