Gtres.

La Reina Letizia saca provecho de la fabulosa colección de pendientes de la Reina Sofía

La Reina Letizia tira de su joyero personal y también del de su suegra, que atesora esmeraldas, rubíes, zafiros y diamantes. Doña Sofía se los deja encantada.

Cuando se propone brillar, la Reina Letizia brilla mucho. Hablamos de joyas. Y de 'joyones'. A veces los vestidos de gala son meros 'acompañantes' en un juego de destellos que nos encanta descubrir. La consorte cuenta con una ventaja añadida, ya que no solo dispone de su propio joyero, sino que además disfruta de los tesoros del lote "de pasar" (las tiaras, los collares y pendientes de chatones, las pulseras gemelas de Cartier, el broche de La Peregrina, etc) y también del joyero de su suegra. La Reina Sofía, por cercanía y experiencia, siempre es un referente. Y cuando lo abre casi es como la Cueva de Ali Baba... Esta vez vamos a centrarnos en los pendientes.

Gtres.

Cada día sumamos más ejemplos de este 'trasvase' de piezas de una a otra. De Reina a Reina. Más que nadie, la soberana emérita sabe cuándo se requieren joyas de importancia para cumplir en galas y banquetes de Estado. Es en esos momentos cuando Letizia recurre al sabio consejo de su suegra... y rebusca entre sus cosas.

La última ocasión en la que lo ha hecho fue el pasado noviembre, durante el viaje oficial de los Reyes a Croacia. Esa vez Letizia escogió unos preciosos pendientes de diamantes con forma de pluma, que le regaló el Sultán de Omán a Doña Sofía en la década de los ochenta. Era la primera vez que Letizia los lucía en público. Al día siguiente, en el mismo viaje, la Reina se ponía otros pendientes (estos de zafiros) pertenecientes a su suegra.

Como decimos, no era la primera vez. En los últimos años, la Reina Letizia nos sorprende de vez en cuando con estos pequeños guiños hacia la madre de su esposo. También ha encontrado cierto placer en reciclar su armario 'vintage' con vestidos que ahora son casi reliquias históricas.

Gtres.

Pero no solo los diamantes brillan en el joyero de la Reina Sofía. Esmeraldas, rubíes, zafiros, corales, turquesas... se baten por volver a tener su momento de gloria en las orejas de las damas. Las joyas son para usarlas, ¿no?

Letizia no es una mujer especialmente inclinada a las grandes joyas. De hecho, es más bien discreta en adornos y suele llevar pendientes de gama media, con alguna excepción en su colección. Aunque ella tiene pendientes propios 'importantes' (recordamos, por ejemplo, los de brillantes que le regaló hace unos meses el Emir de Catar), el hecho de servirse del joyero de su suegra es bastante especial. Compartir es vivir, que reza el dicho.

Sigue deslizando para repasar todas esas ocasiones en las que la Reina Letizia ha brillado gracias a los pendientes de la Reina Sofía.

X