La Reina Letizia apuesta por un vestido clásico blanco y negro, dividido en vertical y sin mangas, para su visita a Mérida.


La Reina Letizia empieza su semana fuera de Madrid. Hasta Mérida (Badajoz) se ha ido para presidir la 30ª reunión del Consejo del Real Patronato sobre Discapacidad y presidir también el acto de entrega de los Premios Reina Letizia 2021.

La habíamos dejado en La Zarzuela con un look reciclado a base de abrigo-vestido rosa de Carolina Herrera, pero hoy ha subido la apuesta. ¡Redoble de tambor! De estreno, de firma española y además asequible. Lo mejor: es de Mango (¡por fin vuelve a su vestidor!) y cuesta 50 euros. No se puede pedir más por menos. Lo que menos podía imaginar que el mismo diseño se lo iba a encontrar en otra invitada…

Robert Smith.

La Reina Letizia se ha presentado con un vestido midi muy llamativo a primera vista. ¿Por qué? Por su confección partida en dos en vertical: una mitad es negra y la otra es blanca. El cuello es redondo, la cintura va marcada con un cinturón ancho en negro, luce una abertura frontal (que deja asomar sus piernas) y sin mangas, con lo que Letizia se lanza ya de pleno al mundo primavera-verano de los brazos al aire. Menos mal que hoy hacía sol en tierras extremeñas…

Por cierto, a destacar también su sutil bronceado, que desde hace mucho no es exclusivo de la época estival.

Robert Smith.

En su apuesta total por el blanco y negro, la Reina ha combinado su vestido con uno de sus bolsos más clásicos: uno de forma trapecio y asa corta de Hugo Boss que guarda desde 2015, pero que hacía mucho que no rescataba de las sombras del armario.

Y a sus pies, unos salones negros con los laterales de vinilo de Magrit. También estos los tenía escondidos al fondo del zapatero. Hace unos cuatro años no se los quitaba y, además, de este estilo los tiene en varias formas y colores.

Robert Smith.

De joyas, otro ‘reciclaje’: los pendientes de estrellas de Chanel. Por supuesto, en su mano no faltaba el anillo dorado de Karen Hallam, que pegue o no pegue con el estilismo del día, ‘ahí está ahí está’ viendo pasar el tiempo…

La Reina Letizia ha empezado sus compromisos de agenda con la melena al viento. Lisa, con las puntas onduladas y la raya al medio, dejando bien a la vista su mechón de canas en un lateral. Lo dicho, blanco y negro de la cabeza a los pies.

Robert Smith.

Nos encanta este nuevo estreno con el que vuelve a abrir las puertas a la conocida marca española.

Mañana regresaremos con otra nueva cita conjunta de los Reyes, que también será fuera de la capital. En concreto en Barcelona, para entregar los Premios Nacionales de Investigación. Hace mucho tiempo que la Reina Letizia no pisa la Ciudad Condal, así que todas las expectativas permanecen abiertas.