La Reina Letizia ha pasado su año más austero en gasto de ropa, pero entre sus estrenos, ¡esto es lo mejor de lo mejor!


Casi casi empezamos la cuenta atrás para despedir este 2020. Hemos revuelto mucho en el Vestidor de la Reina Letizia y a punto de cerrar este ejercicio nos hemos encontrado con todo patas arriba. Lo hemos clasificado y de ahí vamos a ir sacando cositas. Por ejemplo, hay vestidos nuevos, ¡nuevos! Estrenos que han ido surgiendo como pequeñas setas a lo largo de estos meses y que ahora recolectamos con todo el gusto. En comparación con otros años, este no pasará a la historia por la cantidad de modelitos novedosos, ni siquiera espectaculares. Ninguno lo es verdaderamente, o acaso sí, el primero de todos ellos: aquel vestido abrigo azul pavo real que llevó en la Pascua Militar. Y poco más. Pero muchos sí son bonitos, tienen un punto o puntazo y nos encantaría colgarlos en cualquiera de nuestros armarios.

A pesar de la estrategia de austeridad, de estrenos, haberlos haylos. Muchos pertenecen a los tres primeros meses del año, como es natural. Luego ya sabemos que llegó el confinamiento y adiós. Las videoconferencias coparon la actividad de la Reina y para teletrabajar en La Zarzuela poco necesitaba más allá de un funcional traje de chaqueta y unos mocasines. Este, de hecho, fue su uniforme durante mucho tiempo.

Más tarde, al inicio del verano, se abrieron las puertas y ¡todos a la calle! Los Reyes se embarcaron en una gira por toda España para impulsar el Turismo y dar las gracias por la labor en la primera linea de la pandemia. En estos viajes que solían durar un día, de ida y vuelta, Letizia empezó a sacar prendas nuevas, las que quizás habían estado guardaditas hasta ver la luz en mejor ocasión. En algunas paradas recicló de su fondo de armario, pero los estrenos que nos dejó están entre lo mejor del año. Y siempre moda española, muy a tener en cuenta. Fueron los días de vestiditos, alpargatas y coletas. Letizia, bronceada y natural, estaba entregada.

Luego llegó Mallorca, pero fueron unas vacaciones-no vacaciones, en las que apenas hubo salidas públicas. Y las que hubo fueron para trabajar, aunque jugosas, porque los Reyes se dedicaron a moverse entre las Baleares. No cabía otra cosa dada la situación. Eso nos brindó varios toques ‘ad lib’ que quedarán entre lo bueno.

Casa de S.M. el Rey.

En septiembre, la ‘vuelta al cole’ y la puesta en marcha de una agenda oficial más o menos normalizada. La Reina Letizia insistía en estilismos de corte juvenil, casi estudiantil, con pantalones y zapato bajo. Nada demasiado elaborado. Poco a poco se fue animando y regresaron los tacones, alguna gala y momentazos importantes del año, como la Fiesta Nacional o los Premios Princesa de Asturias, para los que, ¡oh, las tradiciones!, decidió no lucir ningún diseño exclusivo ni de Felipe Varela ni de nadie y sí recicló de entre sus colecciones. Y hasta aquí hemos llegado. Diciembre ya. Por eso vamos a rendir homenaje a esos vestidos que vieron la luz por primera vez este 2020 y que no dudamos de que regresarán a escena. Letizia le ha cogido el truqui a esto de reutilizar, a ser sostenible, a gastar menos y aprovechar más… Lo cual también está fenomenal.