La Reina Letizia bate un nuevo récord de ahorro en su viaje a Andorra. Todos sus looks son reciclados de su fondo de armario y logra salir airosa.


La Reina Letizia termina el Viaje de Estado en Andorra habiendo cargado con una maleta ligera y barata. ¡Perfecto! El único inconveniente es que nos hemos quedado sin los siempre deseados estrenos, pero otra vez será. A continuación vamos a repasar, punto por punto, todos los estilismos de la consorte en el país vecino. Además, hacemos cuentas y el saldo de gasto es increíble: ¡cero euros! Así es cómo lo ha hecho, y tomamos nota.

Casa de S.M. el Rey.

Letizia inició el viaje de rojo, su color fetiche. De arriba a abajo: vestido midi de Massimo Dutti, cartera y zapatos al tono. Para empezar pisando fuerte. La anécdota la tuvimos cuando al llegar a Andorra soplaba un fuerte viento, que hizo que la abertura nos dejara ver, una vez más, su estilizada pierna. Con este look llevó a cabo todos los actos de día.

Por la noche disfrutamos del segundo cambio de atuendo, para asistir a una cena oficial. Una etiqueta de semigala para la que Letizia escogió un dos piezas de corsé con plumas de avestruz y pantalón de The 2nd Skin Co. Espectacular, aunque ya visto en el concierto de los Premios Princesa de Asturias 2019. Sus legendarios músculos volvieron a la palestra.

Robert Smith.

Amanecimos la segunda jornada de la visita y la Reina Letizia apareció con un estilo muy juvenil: la chaqueta de cuadros de Carolina Herrera ceñida con un cinturón de Möhel (69 euros rebajado), pantalones negros tobilleros y unas sandalias de charol de Hugo Boss. Todo amortizado. Como venía el frío de los Pirineos, Letizia tuvo que ponerse un fular, primero, y una capa de Carolina Herrera después. Cabía la posibilidad, y el tiempo, de poder cambiarse para los últimos compromisos del día (un almuerzo oficial y la visita al Museo Casa d’Areny Plandolit), pero  resulta que ella continuó por la senda de la austeridad. NO SE CAMBIÓ DE ROPA. Un solo look para toda la jornada.

UN NUEVO RÉCORD

Robert Smith.

Letizia no se ha rascado el bolsillo en este viaje. ¿Puede que haya marcado un récord? Ni un euro para sus modelitos ni para joyas, zapatos o complementos. Todo, absolutamente todo, era rescatado de su vestidor. Reutilizar, reciclar… Los tiempos son para ejercer la responsabilidad, la empatía y el espíritu eco. ¿Esto quiere decir que el estilo de la Reina no nos ha gustado? Para nada. Aunque han sido escasos (tres looks en total), Letizia ha vuelto a hacer un ‘tour de force’ maestro. En líneas generales ha sabido aplicar bien su máxima ahorradora y ha conseguido estar guapa y hasta cómoda, si salvamos el corsé. Sexy, también. Este ha sido el viaje de su cintura, marcada hasta el límite.

El lunes nos reencontraremos con los Reyes también de viaje, en Fuendetodos (Zaragoza), para conmemorar el 275º aniversario del nacimiento de Goya. Será el único acto de Letizia, ya que en breve llegan las vacaciones de Semana Santa.