Después de la tempestad llega la calma, ¿no? Nos referimos, claro está, a cuestiones de estilo. Porque ayer la Reina Letizia vivió un día muy intenso, al más alto nivel de ceremoniales, con la Entronización y posterior Cena de Gala del nuevo emperador Naruhito de Japón. Allí nos dejó dos looks de largo y las grandes joyas. Pues bien, sin solución de continuidad, tras descansar lo justo, los Reyes han puesto rumbo esta mañana (hora local) hacia el país vecino de la República de Corea para iniciar una Visita de Estado de dos días. Letizia ya nos ha brindado sus dos primeros estilismos. Analicemos.

13De Japón a Corea

Un vestido blanco de largo midi con abertura delantera en la falda, cuello redondo, sin mangas y cinturón a juego. De Hugo Boss. ¿Os suena? Sí, os suena. Es el «mismo» que llevó para aterrizar en Buenos Aires el pasado marzo, al inicio de la Visita de Estado a Argentina.

Así ha sido la ajetreada llegada de los Reyes a Corea.

12Vestido de Hugo Boss

Solo que aquel era de color verde. En su momento nos pareció un estilismo muy bonito (combinado con combo de cartera y zapatos nude de Magrit), cómodo a la par que elegante, con el que causar una grata primera impresión en el país anfitrión.

La Reina Letizia, de rosa y con la Tiara de Lis en la cena del gala en Japón.

Desfile de glamour de los royals en la cena de gala en Japón.

10En blanco y negro

En esta ocasión, Letizia ha preferido otro dúo de color, un clásico ganador, dándose al blanco y negro para contrastar. La chaqueta sobre los hombros, los salones destalonados y la cartera negra con filo dorado, estos dos últimos de Carolina Herrera… Resultado: femenina y elegante.

 

9Comienza la Visita de Estado a Corea

Los Reyes han aterrizado en la Base Aérea Militar de Seúl hacia las 12 del mediodía en la capital coreana, donde han sido recibidos con honores. A pie de escalerilla, han procedido a hacerles el Cordón de Honor y, posteriormente, han lanzado 21 Salvas de Honor. La visita ha comenzado.

8Recibidos con honores

7Acusando el cansancio

La blazer, aunque pueda parecerlo, no es la misma con la que vimos a la Reina despegar de Madrid, entonces con su pantalón, y ha optado por llevarla sobre los hombros, a modo chic. Pelo suelto, maquillaje tierra, un rostro un poquito de cansada (lo más natural tras el ritmo de estos últimos días), pendientes mini de brillantes… Poco más. La Reina Letizia ha ‘reciclado’ un modelo al que ya bautizamos «de aeropuerto».

6Inicio con flores de los compromisos oficiales

Un par de horas más tarde, los Reyes iniciaban propiamente las actividades. Primero, asistiendo a la ceremonia de Ofrenda Floral en el Cementerio Nacional de Séul; y más tarde, han sido recibidos en Cheong Wa Dae (Casa Azul), la residencia del presidente de Coreal del Sur, donde el mandatario y su esposa les han dado la bienvenida. Como vemos, la Reina Letizia ha repetido uno de sus vestidos más reconocibles del año.

5Encuentro con la primera dama coreana

Mientras Don Felipe se reunía con el presidente, Moon Jae-In, Doña Letizia hacía lo propio con la primera dama, Kim Jung-Sook. La Reina ha ido sobre seguro poniéndose este vestido midi con estampado floral de Carolina Herrera. Lo estrenó el pasado marzo para inaugurar en Londres una exposición sobre Sorolla en la National Gallery, cita en la que estuvo acompañada por el príncipe Carlos. También aquel día se calzó estos salones de ante azul de Nina Ricci, ultraamortizados.

4En Londres

3Pendientes y pulsera de zafiros

El vestido con cuerpo ajustado, manga francesa y cuello a la caja permite adaptarse a un amplio rango de temperaturas. O sea que muy bien. Esta vez Letizia se ha soltado la melena, para no hacerlo tan formal, y se ha puesto unos buenos pendientes, los largos de brillantes y zafiros que ya le vimos el pasado diciembre, para el concierto por el 40 aniversario de la Constitución Española.

2Con la pulsera de zafiros a juego

1Esperando al golpe de efecto

La Reina Letizia ha comenzado bien, aunque un poco de paso, sin impresionar demasiado. Seguro que se está guardando el gran golpe de efecto para la cena oficial que ofrecerán en honor de los Reyes el presidente de Corea y su esposa. No será de tiara, pero las expectativas están muy altas después de los modelazos de Japón.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here