La Reina Letizia entrega los premios SM de Literatura Infantil y Juvenil en una tarde de estilo con un atrayente color verde.


Evento de tarde para la Reina Letizia. Por fin, tras más de un año, ha podido asistir de manera presencial a la entrega de los 43º Premios SM de Literatura Infantil y juvenil «El Barco de Vapor» y «Gran Angular», en una gala celebrada en la Casa de América de Madrid. La Reina empieza la semana de estilo en color verde («la que de verde se viste, por guapa se tiene», reza el dicho)… y con repetición. Pasemos a analizar todos los detalles.

Robert Smith.

Pues, como podíamos sospechar, Letizia ha elegido el reciclaje antes que el estreno. Y hoy ha tocado el vestido verde de seda estampado y plisado de Sandro Paris. Lleva dos años y medio en su vestidor, y bonito, lo es mucho. Escote a pico, manga larga, midi… Muchos puntos a favor para un evento de tarde o de tipo cóctel en plena primavera. Su precio original: 295 euros.

EL VESTIDO DE LA COMUNICACIÓN

Recordemos que es un modelo ‘estrella’, que ha conquistado a mujeres de distintos estilos, pero casualmente unidas por el mundo de la comunicación. A saber: lo tienen Sonsoles Ónega (por cierto, una de las mejores amigas de la Reina), Emma García y Patricia Conde. Tres presentadoras que sucumbieron en su momento a este diseño evidentemente chic, que favorece a muchos tipos de figura.

Con este modelo poco más se necesita. Llama mucho la atención por sí mismo, haciendo que todo lo demás que te pongas pase a un segundo plano. Aunque no deberíamos bajar la guardia. Letizia ha completado el estilismo con dos piezas importantes: sus salones de serpiente de Manolo Blahnik y el bolso en dos pieles de Nina Ricci, que se está convirtiendo en su favorito del año.

Robert Smith.

Verde y negro. Y dorado, en la cadena del bolso, en sus aritos que simulan una caña de bambú y en el anillo ovalado de Karen Hallam. El pelo, peinado con raya al medio, bien pulido. Esto hacía que sus canas sobresalieran con especial nitidez. O eso o es que le han salido más. No importa. Le dan ese ‘je ne sais quoi’ de prestancia y elegancia que nunca viene mal.

Tampoco descuida el maquillaje, pese al tema de las mascarillas, y apenas cambia, prefiriendo un estilo más natural (menos delineador y menos pestañas XL) y los tonos tierra y cobrizos. Eso sí, ¡lo que debe estar ahorrando en lápiz de labios! Aunque hay una cuestión: ¿vosotras os pintáis los labios aunque llevéis mascarilla? Yo sí…

Robert Smith.

Esta ha sido la apuesta de la Reina Letizia para una tarde de letras, en la que también ha pronunciado un discurso (sin papeles, de memoria y excelentemente ‘interpretado’). Los premios han recaído en «El cofre de Nadie» de Chiki Fabregat; y «Un bosque en el aire» de Beatriz Osés.

En la moda de Letizia seguimos con el piloto automático puesto por ahora… Nada sorprendente ni especialmente maravilloso, pero con encanto. Y sobre todo, el color verde (más allá de sus fetiches rojo y azul), que le sienta fenomenal.

Mañana mismo volveremos a encontrarnos con la Reina Letizia, esta vez junto al Rey Felipe, con quien seguirá en ‘modo literario’, ya que harán entrega del Premio Cervantes 2020 a Francisco Brines, para lo cual se desplazan hasta Oliva (Valencia). Pero esa será otra historia…