La Reina Letizia ya no es aquella que nunca se bajaba del taconazo. Ahora es más modesta, más práctica… y su nueva colección de zapatos planos lo demuestran.


La Reina Letizia ha cambiado mucho en el último año. Hablamos de estilo. Antes apenas se quitaba los taconazos, los estiletos, los zapatos de 10 centímetros de tacón para arriba… Pero la situación ya no es la misma. Todo comenzó con el confinamiento derivado de la pandemia. Entonces los Reyes se vieron obligados, al igual que el resto del mundo, a teletrabajar desde el palacio de La Zarzuela. Se cancelaron sus salidas oficiales, pero en lugar de quedar parados, mantuvieron una ingente cantidad de videoconferencias. Cuando veíamos a Letizia tras la mesa del despacho de Don Felipe o del ‘suyo’ propio (el despacho blanco), casi siempre apostaba por la misma fórmula: un traje de chaqueta con pantalón combinado con zapatos planos. Estaba en casa, ¿para qué más? Vestida de manera adecuada, pero sin pasarse, confortable, cómoda y muy natural para lo que solían ser sus costumbres.

Robert Smith.

El periodo duro del aislamiento pasó y los Reyes volvieron a la calle. Incluso emprendieron una larga gira de verano por toda España para conocer en persona las consecuencias de la Covid-19. Fueron días en los que la Reina Letizia no se apeaba de las alpargatas de cuña. Una vez pasado el buen tiempo tocaba replegar alas. Con la ‘vuelta al cole’ y el otoño, la Reina ha ido sumando compromisos y, sorprendentemente, un buen número de looks en los que los ojos se nos iban a sus pies.

Es un hecho que Letizia ya no prefiere tanto como primera opción los seductores tacones, sino un calzado más ‘humano’, uno que le permite caminar, ir mona y sin que se resientan los pies. Tampoco se ha vuelto loca, pues elige muy bien a qué actos acudir con zapato bajo. Esos de corte ejecutivo, de reuniones con las diferentes organizaciones que preside y apoya. En estos meses la hemos visto calzar mocasines en varios colores, sandalias, bailarinas, mules e incluso botines, como hizo en su última aparición pública de esta semana, con un modelo de Uterqüe. La firma alemana Hugo Boss gana en el zapatero real, pero hay muchas más. El tacón oscila entre los 2 y 5 centímetros, ideales según los podólogos para mantener una buena salud de nuestros queridos y sufridos pies y también de la espalda.

Limited Pictures.

Atentos todos, porque vamos a explorar la colección de la Reina Letizia en este nuevo territorio de la comodidad sin perder estilo. No hay complejos de parecer más bajita, no hay necesidad… Cuenta la anécdota que una vez le dijo Katharine Hepburn a Spencer Tracy, cuando iban a trabajar juntos en la gran pantalla, que lamentaba ser más alta que él, a lo que el actor respondió: «Tranquila, ya te pondré a mi altura». Pues eso…