La Reina Letizia tiene una amplia colección de gafas de sol, aunque solo las saca en ocasiones contadas. ¿Por qué?


La Reina Letizia tiene gafas de sol, como todas nosotras. Sin embargo, su relación con este complemento sufre de grandes altibajos. Y que ella no es como cualquiera en un sentido concreto: debido a sus cometidos oficiales, tiene que mirar directamente a los ojos de las personas con las que se encuentra. Quedaría feo interponer una lente oscura. Eso obstaculiza la comunicación, da que pensar que algo se oculta… Y no queremos eso, ¿verdad?

Es por eso por lo que Letizia suele utilizarlas sobre todo de vacaciones. Justamente durante su reciente estancia en Mallorca le hemos visto su último estreno al respecto. Una ‘rara avis’ que llegaba tras mucho tiempo sin ponerse gafas de sol en público.

Y es que además tenemos que sumar el elemento mascarilla. Todas y todos nos la apañamos como podemos para colocar las gafas por encima y conseguir que no se nos empañen los cristales… Problemillas menores que, de todas formas, no nos hacen renunciar a uno de nuestros complementos favoritos. Tampoco Letizia es inmune.

Robert Smith.

Ya que le están ‘vedadas’ en la agenda oficial (con alguna excepción, por supuesto), la Reina Letizia aprovecha su tiempo libre o de esparcimiento para presumir de la glamourosa mirada que otorgan unas bonitas gafas de sol. Porque nos protegen la vista de los rayos solares, pero además rematan un look con mucho estilazo y nos dan un punto de coquetería.

Si además de útiles son bonitas, mejor que mejor. Y eso que Letizia ha tenido sus más y sus menos. Entrando en el túnel del tiempo llegamos a sus primeros tiempos como princesa y ahí nos topamos con algunos diseños algo dudosos. Es cierto que las modas han cambiado, pero realmente entonces no acertaba demasiado. Le encantaban los modelos extragrandes, como de metalúrgico o de folclórica, a veces con detalles metálicos, cristales degradados… Por lo general de aire deportivo y poco favorecedores, la verdad.

Poco a poco Letizia fue evolucionando hasta convertir las gafas de pasta en sus preferidas. Y el negro como color base. Nunca falla y nunca pasa de moda.

Las gafas de sol son el broche perfecto para resaltar (o arruinar) cualquier estilismo. En el caso de la Reina Letizia ha ido a mejor. Aunque recurre a ellas en escasas ocasiones, sí podemos hacer un balance y mostraros su amplia colección atesorada durante años. Un complemento que ya no es solo para el verano y que sin duda dice mucho de nuestros gustos y de nuestra personalidad…