¡El día ha llegado! Después de un largo tiempo sin ver a Letizia de tiros largos fuera del Palacio Real, volvemos a verla en Estocolmo


Ha sido una jornada larga pero ya está llegando a su fin. Este miércoles 24 de noviembre, los Reyes, Felipe y Letizia, han tenido una larga agenda de actos con motivo de su viaje de Estado a Suecia, el primero de tal calibre después de la pandemia provocada por el coronavirus. Y el momento más esperado de este periplo ha llegado: la gran cena de gala. Con motivo de la visita de nuestros monarcas, los reyes suecos, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, han ofrecido una cena de gala en los salones del Palacio Real de Estocolmo, la residencia de los mismos y lugar de trabajo. Si bien esta mañana, Letizia nos ha sorprendido a todos con un look impecable gracias a una capa en color camel y con pelo en el cuello firmado por la diseñadora venezolana Carolina Herrera y un turbante color naranja caldera con apliques florales de Cherubina, esta noche ha brillado como nunca con su tiara favorita.

La Reina Letizia elige la Tiara Flor de Lis y las joyas «de pasar»

Teníamos ganas de verla de tiros largos fuera del Palacio Real y ha llegado el momento. Mucho nos preguntábamos por la tiara que elegiría para esta ocasión. Hace tan solo unas semanas optaba por la tiara Rusa en una cena de gala ofrecida en el Palacio Real de Madrid en honor del presidente de Italia, Sergio Mattarella. Ahora, el Palacio Real de Estocolmo se ha vestido de gala siguiendo el protocolo y la etiqueta de este tipo de actos. Y sin más preámbulos, vamos al tema. Lo más importante en este tipo de actos es, sin lugar a dudas, las joyas.

Letizia ha elegido la tiara Flor de Lis, una de sus favoritas y que más veces se ha puesto. Se trata de una diadema de diamantes engastados en platino que pertenece al lote «de pasar», que heredan todas las Reinas de España desde Victoria Eugenia. Su diseño está compuesto por tres flores de lis, emblema de la Casa Borbón. La historia de esta tiara viene de años atrás. Y es que fue un regalo del Rey Alfonso XIII a Victoria Eugenia, quien la llevó en su boda, en 1906, y la realizó la prestigiosa joyería Ansorena. La esposa de Felipe VI la lució por primera vez en el Palacio Real para Banquete de Estado que ofrecieron los Reyes durante la visita del presidente de Argentina y su esposa, en febrero de 2017. La Reina ha elegido los pendientes de chatones y pulseras gemelas de Cartier, también pertenecientes a las «joyas de pasar».

Felipe y Letizia
Gtres

Brilla con un vestido de corte princesa en azul noche

Pero no nos olvidemos de su espectacular vestido. La Reina ha estrenado un vestido largo con un guiño al país nórdico. Ha elegido un vestido de H&M de la colección Consciouos exclusive. Se trata de un vestido voluminoso largo en tul de poliéster reciclado con brillo, con escote de pico profundo en la espalda con dos cintas transversales de grosgrain anudadas detrás. Todo el vestido está adornado con tiras finas de tul arrugado. Cuerpo entallado, costura en la cintura con tira fina de grosgrain y falda con mucho vuelo en dos capas de tul para mayor volumen y estabilidad. Sobre este vestido, lucía el broche flor de lis. Pero antes de encontrarnos el look final, hemos visto a Letizia protegiéndose del frío con una chaqueta corta de pelo negro que nos ha dejado sin palabras.

Además, Letizia ya se lo había visto a otra royal, a la propia Victoria de Suecia. Victoria de Suecia ha lucido en múltiples ocasiones los vestidos exclusivos y sostenibles de las líneas premium de H&M, incluido el que esta noche lleva la propia Letizia. Ella lo llevó en un posado en los jardines del Palacio Real de Estocolmo con motivo del décimo aniversario de su enlace. Eso sí, Victoria de Suecia modificó las mangas del vestido, añadiendo unas mangas tipo tul.