Tanto Kate Middleton como el príncipe Guillermo han tenido una prioridad inalterable durante estos últimos seis meses: proteger a sus tres hijos. El matrimonio tardó meses en revelarle a los pequeños que padecía cáncer y que recibía quimioterapia para luchar contra la enfermedad. Desde ese entonces, todo ha girado en torno a garantizar la total normalidad de sus vidas. 

Al tiempo que se ha desvelado la inquietante estrategia de la casa real británica para ''eliminar' la supuesta infidelidad del heredero al trono con Rose Hanbury, han salido a la luz nuevos detalles sobre cómo protegió la princesa de Gales a Charlotte, Jorge y Luis al inicio de su enfermedad. 

Las pautas a las que se tuvieron que acoger los más allegados a Kate Middleton durante su hospitalización

Unas de sus principales preocupaciones es que sus hijos no la vieran conectada a monitores y tubos. Esa fue una de las primeras decisiones que tomó Kate Middleton antes de someterse en enero a la operación por un problema abdominal de la que poco o nada se sabe. Su determinación férrea provocó que solo el príncipe Guillermo tuviera el aval de su mujer para ir a visitarla durante los primeros días de hospitalización, según ha desvelado 'Tatler' por fuentes muy próximas al círculo del matrimonio. 

Diseño sin título (2)

También te interesará

La prensa francesa sentencia con un rotundo apelativo a la Reina Letizia y sus hijas en el arranque de los Premios Princesa de Girona

En seis meses, la princesa de Gales ha materializado una única aparición pública, el pasado 15 de marzo, coincidiendo con el Trooping the Colour. Ahora se la espera el próximo 14 de julio en la final de Wimblendon, que dependerá de cómo se encuentre. Como ella misma indicó cuando confirmó su asistencia a su vuelta al foco mediático tras anunciar su cáncer, aunque está progresando, todavía no está curada. Algo que, de acuerdo con el medio británico, es motivo de inquietud entre los suyos a pesar de los pasos en firme que está dando para retomar sus responsabilidades institucionales. 

Kate Middleton y sus hijos.

Kate Middleton y sus hijos en el Trooping the Colour.

Gtres

El motivo de la decisión de la princesa de Gales de atrasar el anuncio de su enfermedad

A lo largo de su enfermedad, que ha sido todo un desafío, Kate Middleton no ha podido disimular su preocupación por el bienestar y la tranquilidad de sus hijos. De hecho, trató de retrasar todo lo que pudo el anuncio de su enfermedad por su bien y solo les trasladó su estado tres días antes de difundir el vídeo con el que comunicó a la opinión pública su delicado estado de salud. "Nos ha tomado tiempo explicar todo a Jorge, Charlotte y Luis de una manera que sea apropiada para ellos y asegurarles que voy a estar bien", explicó entonces. 

 La fuerte discusión de Kate Middleton y el príncipe Guillermo por el futuro de su hijo Jorge

También te interesará

El fuerte enfrentamiento de Kate Middleton y el príncipe Guillermo por el futuro de su hijo Jorge

En estos meses complicados, "el mayor desafío de sus vidas", como lo define la prensa inglesa, los príncipes de gales han priorizado la gestión del cáncer que padece Kate Middleton en privado con el objetivo de que Jorge, Charlotte y Luis no se encuentren de frente con informaciones que podrían alterar su tranquilidad. Nada más conocer su diagnóstico, la princesa de Gales solo comunicó a su círculo más cercano las malas noticias. Además, lógicamente, de al Príncipe Guillermo, puso al corriente de su situación a su familia (los Middleton), el rey Carlos III y la Reina Camilla, señalan desde 'Vanity Fair'. A nadie más. 

Videollamadas y conversaciones 'simples' para contarles a Jorge, Charlotte y Luis que su madre padece cáncer

"Kate estaba decidida a ser sincera con sus hijos y les contó de su enfermedad de forma simple y que pudieran entender", comenta una fuente cercana a los príncipes de Gales a la citada revista. Durante su paso por el hospital, cuando se negó a que nadie más allá del príncipe Guillermo la visitara, se comunicó con Jorge, Charlotte y Luis a través de videollamadas. Kate Middleton no quería que, en ningún caso, la vieran en bata "de enferma" y conectada a máquinas, coinciden en apuntar desde 'Vanity Fair'. "Las cosas eran tan normales en casa que Jorge estaba jugando un partido de rugby contra otra escuela mientras su madre estaba hospitalizada", añaden.

Desde que se sometió a la intervención abdominal, el Palacio de Kensignton apenas se ha referido al estado de salud de la princesa por expreso deseo de ella. Y si lo ha hecho ha sido para desmentir ciertas informaciones. Las actualizaciones sobre las circunstancias de Kate Middleton han sido entre pocas y nulas, lo que ha disparado todo tipo de especulaciones sobre cómo se encuentra en realidad. Hay quienes han fechado su regreso a la vida pública en pleno rendimiento en 2025 y se habla, incluso, de que tendrá que volver a pasar por quirófano antes de que acabe el año. 

Kate Middleton y el príncipe Guillermo en una foto de archivo

También te interesará

Así tratan de evitar Kate Middleton y el príncipe Guillermo que sus hijos se conviertan en Harry, según la prensa británica

"Guillermo está priorizando el darle todo el tiempo que necesita a su mujer y apoyándola con los niños. Se ha mantenido positivo y confiando en el progreso de Kate", indica otra persona próxima al entorno de los futuros reyes a 'People'. El vínculo de Kate Middleton y el príncipe Guillermo se ha visto reforzado en los últimos tiempos. Algo a lo que hacen referencia constante los expertos en realeza.