Antes de que Kate Middleton hiciera público que padece cáncer y recibe tratamiento para afrontar la enfermedad, las especulaciones sobre el verdadero estado de su matrimonio con Guillermo de Inglaterra se dispararon. Rose Hanbury, examiga de la pareja, hacía su aparición estelar en escena, muy a su pesar, a la que la prensa británica señaló de ser la supuesta amante del heredero al trono y causante del distanciamiento de los príncipes de Gales. 

Los rumores llevaron a la aludida a romper su silencio y desmentir, por medio de sus abogados, cualquier vínculo con el hijo del Rey Carlos III. Lo paradójico ahora es que, si algún interesado trata de echar la vista atrás y recopilar las informaciones que surgieron por aquel entonces sobre esta "amistad especial", le va a resultar muy complicado. Tanto que, la mayoría de referencias simplemente no existen

El insólito movimiento de la casa real británica en torno a Rose Hanbury y el príncipe Guillermo

La marquesa de Cholmondeley, el título que ostenta Rose Hanbury, se convirtió en la gran damnificada de la desaparición mediática de Kate Middleton entre el pasado mes de enero y el mes de marzo. Recordemos que, tras ser intervenida a principios de año por un problema abdominal del que nada se sabe, la mujer del príncipe Guillermo se apartó de sus funciones públicas.

No fue hasta tres meses después que anunció por medio de un vídeo que le habían diagnosticado cáncer, zanjando de una vez por todas las especulaciones sobre qué le sucedía realmente. Hasta ahora, porque la inquietante estrategia por la que ha apostado la casa real británica (y que ha quedado al descubierto gracias a una investigación periodística), ha reabierto el lógico interés la verdadera naturaleza de la relación entre Guillermo y Hanbury

 La fuerte discusión de Kate Middleton y el príncipe Guillermo por el futuro de su hijo Jorge

También te interesará

El fuerte enfrentamiento de Kate Middleton y el príncipe Guillermo por el futuro de su hijo Jorge

Como denuncia la prensa extranjera, años de cobertura mediática en Reino Unido sobre la marquesa han desaparecido de la noche a la mañana. Es decir, alguien se ha dado a la tarea de borrar a conciencia cualquier rastro sobre la supuesta infidelidad del heredero al trono con la aristócrata. "Y, para ser claros, no estamos hablando solo de acusaciones de romance extramatrimonial, sino también de alusiones a una aparente tensión entre las amigas Rose y Kate Middleton", señalan desde 'Vulture'.

Tanto es así que la gran mayoría de páginas web con referencias directas a estas dos cuestiones, o bien conducen ahora a contenido no disponible o redirigen a la portada de inicio del sitio web anfitrión. "Otras historias sí permanecen en línea, pero se actualizaron después para eliminar detalles sobre la 'disputa' y los rumores'", añaden desde el portal estadounidense. 

Lady Rose Hanbury tiene un nuevo apodo

Lady Rose Hanbury en una foto de archivo. 

Gtres

Las fatales consecuencias de la estrategia de la corona que vuelven a poner el foco en Kate Middleton

La polémica está servida. Los intentos de la casa real británica por deshacerse de la sombra de Rose Hanbury "podrían estar generando el efecto contrario", alerta 'The List', medio británico que se ha hecho eco de la investigación de su 'colega' al otro lado del Atlántico. El apagón informativo sobre la examiga de Kate Middleton y el príncipe Guillermo solo afecta a artículos publicados entre 2019 y 2024 por la prensa inglesa.

De acuerdo con 'Vulture', los responsables de Palacio llevan ese lapso de tiempo movimiento sus hilos tras bambalinas y presionando a los medios de comunicación para que supriman noticias sobre el supuesto romance entre el hijo de Carlos III y la aristócrata y la enemistad de esta con la princesa de Gales. Esto con el objetivo de proteger al futuro rey de Inglaterra y su matrimonio. 

Kate Middleton y el príncipe Guillermo en una foto de archivo

También te interesará

Así tratan de evitar Kate Middleton y el príncipe Guillermo que sus hijos se conviertan en Harry, según la prensa británica

Tal ha sido el esfuerzo que han destinado desde la corona para erradicar cualquier vestigio de rumor que en abril de 2019, cuando comenzaron a despuntar las especulaciones sobre la enemistad de las dos mujeres, los abogados reales se dieron a la tarea de enviar cartas 'disuasorias' a los medios. Así lo denunció por aquel entonces el 'Daily Beast'.

Los letrados de la monarquía advirtieron de los problemas que podría suponer informar sobre el supuesto romance."No solo porque eran rumores falsos y altamente dañinos", sino porque, a su entender, violaban el Artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, relativo al derecho al respeto a la vida privada y familiar. 

El blanqueo informativo inquietante en torno a la figura de Rose Hanbury

Los intentos "desesperados", lo califica 'The List', del entorno de Kate Middleton y el príncipe Guillermo por mantener a raya las especulaciones en torno a la relación que mantienen (o mantenían) con Rose Hanbury parece que no terminan en el citado "apagón informativo". A partir del resurgir de los rumores de supuesta infidelidad, la imagen de la marquesa sufrió un auténtico blanqueo informativo por parte de la prensa británica. "Pareció haber un impulso posterior para difundir historias positivas de Hanbury", escriben desde Estados Unidos. 

Guillermo de Inglaterra cabizbajo y serio

También te interesará

Una experta real desvela el verdadero motivo por el que el príncipe Guillermo se ha sentido "increíblemente solo" este último año

Sea como fuere, la inquietante estrategia no está surtiendo los efectos deseados. "Es posible que la familia real no solo quiera poner fin a los sórdidos rumores; puede que estén ocultando la verdad e intentando rehabilitar la imagen de Hanbury. Si ese es el caso (que nadie sabe con certeza), entonces podría estar a punto de producirse un escándalo real grave", sentencia con dureza 'The List'.