La presentadora Toñi Moreno nos ha desvelado cuál es su truco para tener una «piel maravillosa» a sus 47 años. ¡Y cuesta menos de 3 euros!


A pesar de que quizás no sea la primera famosa en la que pensemos cuando hablamos de rostros sin apenas arrugas o de juventud eterna; lo cierto es que Toñi Moreno no puede estar más radiante a sus 47 años. La presentadora de Un año de tu vida que, después de dar a luz a su primera hija, se encuentra en uno de sus mejores etapas a nivel personal, está estupenda con casi medio siglo a cuestas. No hay más que verla a través de la pantalla de la televisión cada noche en Canal Sur o, con menos maquillaje y más natural, en su perfil de Instagram. Ella se siente genial y eso se nota en su aspecto físico. No obstante, y como no podía ser de otra forma, también tiene algún que otro secreto de belleza que le ayuda a verse tan ideal. Un truco que por fin nos ha confesado.

«Tener esta piel maravillosa a mis 47 años, no es obra de la magia… ¿Mi truquito? Esta mascarilla NIVEA Cellular CryoMask»; escribía la andaluza a través de la red social. «Contiene ingredientes que redefinen el contorno facial y reducen las arrugas, devolviendo a la piel en tan solo 10 minutos un aspecto terso, fresco e hidratado con efecto durante 24 horas. Es fantástica… ¡este es mi secreto!»; añadía. ¡Y menudo secreto! Pues, además de ser perfecta para reafirmar y rellenar la piel, tiene un precio la mar de asequible. Y es que no supera los tres euros.

La mascarilla económica que usa Toñi Moreno para estar así de radiante 

Se trata de un tratamiento perfecto para activar las células de la piel para que produzcan su propio ácido hialurónico y colágeno; lo que nos ayuda a obtener una piel con más volumen, hidratada y reafirmada. «Tiene unos ingredientes tan espectaculares que lo que hacen es redefinir el contorno facial, reducir las arrugas y conseguir que tengas hidratación 24 horas»; dejaba claro Toñi.

La que fuera presentadora de Viva la vida la usa cada semana y, tal y como ha mostrado en su Instagram, los resultados son inmediatos. «Yo vengo por la noche, me acabo de duchar, me pongo el pijama, me relajo y me la aplico»; nos cuenta. «Mirad cómo queda la piel de tersa e hidratada. ¿A que no me veis ninguna arruga? Con este descubrimiento os he cambiado la vida»; concluía. Y lo cierto es que razón no le falta, pues no hay más que ver el antes y el después para notar su efecto. ¡La queremos ya de ya!