Laura Escanes ha encontrado la fórmula perfecta para lucir un tono bronceado incluso en invierno y sin necesidad de tomar el sol. Esto es lo que hace.


El verano ha quedado atrás. Ahora solo algunos privilegiados, que pueden irse de vacaciones a otros rincones del mundo en los que aún es verano -o siempre lo es- mantienen ese bronceado dorado por el sol. Pero existen fórmulas para no perder el color, para darle un toque, como el truco que ha compartido Laura Escanes para tener un tono bronceado incluso ahora que estamos a pocos días de que comience el invierno.

Un poco de color sin ponerse al sol

Y es que lo primero que tenemos que tener claro es que el tono bronceado no solo se consigue solo con los rayos del sol, también existen fórmulas cosméticas que nos ayudan a ello. Las primeras en aparecer fueron las toallitas autobronceadoras. Estas tenían el inconveniente de que se necesitaba un poco de maña para aplicarlas de manera correcta.

Las nuevas fórmulas de este cosmético están mucho más logradas, pero aún así, hay que tener cuidado con la aplicación, porque requieren de destreza y en muchas ocasiones, de un guante para aplicarlas correctamente. No obstante, su mayor contratiempo es que son más sencillas de aplicar en el cuerpo que en el rostro, donde, mal extendido, puede hacer el efecto máscara.

Un rostro bronceado en pleno invierno como Laura Escanes

Para evitarlo, las firmas cosméticas han apostado también por otro tipo de fórmulas que son perfectas para quienes no sean duchos con las toallitas. Se trata de los bronceadores progresivos, que pueden venir en formato crema o en sérum como el de Laura Escanes.

Esta fórmula es sencilla de usar. Simplemente consiste en añadir un par de gotas a la crema hidratante habitual. De este modo, el rostro irá adquiriendo un tono un poco más bronceado de manera progresiva. No será una subida de color muy notable, pero sí tendrá un aspecto más natural, que es lo que buscan quienes nunca han probado este tipo de cosméticos.

Una fórmula para evitar desastres

Esa progresión gradual del color hace que también se eviten desastres que la falta de habilidad puede propiciar con otros sistemas, porque estos dan ligeros toques que, además, también pueden iluminar un poco el tono del rostro, lo que además de darle un tono bronceado también aporta luminosidad.

Laura Escanes ha probado con el Perfect Tan de Glowfilter, pero son muchas las firmas que apuestan por este tipo de cosméticos. Una de ellas es Clarins, que al presentarse también en gotas, permite mezclarlas con otros tratamientos. Y hay otras, como la Roche Posay que tienen fórmulas ya mezcladas, en crema, para quienes no tienen un minuto que perder.