La colaboradora de televisión e influencer decidió ponerse divina en la peluquería (por eso lo de divineo) y sorprendernos con un gran cambio de look.


A pesar de que pasó por la peluquería hace menos de un mes; Virginia Troconis no ha aguantado sus ansias de divineo y volvía ayer mismo a ponerse en la manos de su hair stylist de confianza para cambiar de look una vez más. El pasado 15 de febrero, la colaboradora de Como Sapiens se unía al clan de las famosas que se habían atrevido esta temporada a probar la melena bob con flequillo y confirmaba que este corte era la tendencia estrella del momento. No obstante, y aunque salió encantada con su nuevo aspecto, la venezolana no ha podido evitar volver a pasar por su salón de belleza favorito y apuntarse a otra de las modas capilares más elegantes del momento: el bronde.

Ni brunette ni blonde; ni morena ni rubia. Virginia Troconis ha querido dejar atrás sus reflejos claritos para dar la bienvenida a un nuevo color de pelo. Y es que la actriz ha apostado por el tono bronde, un tinte a caballo entre el rubio más natural y el moreno más oscuro que sienta de maravilla. Un tono castaño, casi chocolate, con el que oscurece su corta melena pero con el que no pierde ni un ápice de luminosidad en su rostro.

El bronde, el nuevo color de pelo de Virginia Troconis que promete arrasar esta primavera

Como no podía ser de otra forma, la influencer ha compartido parte de su gran transformación a través de las redes sociales. «Tarde de divineo (palabra nueva de mi super Fran Alonso»; escribía la joven en su cuenta de Instagram. Y es que eso es justamente lo que ha conseguido la esposa de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ poniéndose en las manos de su querido peluquero: estar totalmente divina. Un divineo que se ha traducido en un nuevo look totalmente acertado con el que ella no podía estar más contenta. «Me encanta el color. Es más oscurito pero yo creo que me hacía falta porque luego me salen mis reflejos. Ideal. Estoy encantada»; comentaba frente al espejo nada más terminar todo el proceso. Algo que no nos extraña lo más mínimo, pues estaba radiante.

Con este cambio de color, nos queda claro que una debe arriesgarse y probar cosas nuevas; pues quien no arriesga no gana. Si en menos de un mes Virginia Troconis ha pasado dos veces por la peluquería… ¿Qué haces tú sin probar ese cambio de look que tienes en mente desde hace meses? ¡Nosotras te animamos a que te lances y pruebes cosas nuevas en tu melena!