Los productos que potencian nuestra mirada siguen acaparando el protagonismo conseguido desde que comenzara la pandemia, cuando los ojos reclamaron su lugar. Desde entonces, las sombras se encuentran entre nuestras mayores prioridades en cuanto a productos de cosmética. Amelia Bono ha descubierto las sombras de ojos que se mantienen perfectas desde que te las pones a primera hora de la mañana hasta la noche… ¡Y está encantada!

La influencer ha recurrido a las sombras de larga duración de Bobbi Brown, su marca favorita y la que nunca le defrauda. En formato de stick, las puedes aplicar en cualquier momento de forma rápida y cómoda, deslizándolas incluso solo con el dedo, y el resultado es de lo más natural. Hay una amplia para elegir y para adaptarse a todas las miradas: varios tonos de rosa, ocres, nude, toupe, piedra… así hasta un total de 15 colores.

Amelia Bono, también fan del eyeliner

Además de la sombra de ojos, la hija de  José Bono da un toque magistral a su mirada con el eyeliner. El lápiz de ojos es un aliado esencial para agrandar los ojos y conseguir una mirada bonita y profunda. Con este maquillaje express, Amelia logra en solo unos segundos aportar un toque de luz a sus bonitos ojos.

Las sombras de ojos más cómodas y fáciles de aplicar

Además de las sombra preferidas de Amelia Bono, son muchas las firmas que apuestan por este formato: sombra de ojos permanente en stick para poder utilizar en cualquier momento y lugar. Tienen la ventaja de que ocupan poco espacio en el bolso y se aplican de forma muy sencilla. Basta con dibujar una línea bajo las pestañas y difuminarla ligeramente, ayudándote con la yema del dedo, si quieres conseguir un efecto humo que aporta intensidad a la mirada. Para lograr un look más equilibrado, es importante aplicar puntos de luz clave con un tono como el rosa dorado bajo la ceja o en el lagrimal para jugar a los contrastes.

Amelia Bono, una influencer de éxito

Amelia Bono se ha convertido en toda una influencer de éxito  y cada vez cuenta con un mayor número de seguidores que están muy pendientes de todos sus estilismos (la mayoría combinando prendas low cost al alcance de todos los bolsillos) de los trucos de maquillaje, sus rutinas deportivas para mantenerse en forma y hasta de su alimentación.

Madre de cuatro hijos, nacidos de su matrimonio con Manuel Martos, del que se separó a principios del pasado verano, compagina la vida familiar con su faceta de influencer.