Si te sueles hacer la manicura semipermanente, quizás sea buena idea que eches un ojo al truco de Virginia Troconis para cuidar sus manos.


Después de un verano de ejercicio, cuidados faciales y corporales, manicuras y pedicuras y planes de lo más variado, Virginia Troconis ha vuelto a la rutina diaria que septiembre trae consigo y lo ha hecho, parando un poco para descansar. Al igual que la gran mayoría de nosotras, al volver de las vacaciones intentamos comer mejor y tomar menos alcohol, la reportera de Como Sapiens, que durante su estancia veraniega en Marbella no paró de cuidar su cuerpo en The Bruch Fit Club y de visitar el salón de estética; ha querido dar un merecido descanso a sus uñas y no pintarlas con esmalte semipermanente durante unos días. Una manera de cuidar sus manos sin hacer absolutamente nada que tú también deberías probar.

Estando aún en el salón de uñas con nuestra manicura semipermanente recién hecha, estamos acostumbradas a inmediatamente pedir una siguiente cita en dentro de dos o tres semanas para que nos retiren ese esmalte y nos pongan uno nuevo directamente. Pues bien, esto no es del todo recomendable. Y es que, si no damos un respiro a nuestra uñas entre manicura y manicura, es muy probable que estas se debiliten y acaben por volverse ligeramente amarillas. ¡Te contamos por qué!

¿Por qué debemos dejar nuestras uñas sin esmalte tras quitarnos la manicura semipermanente?

La mujer de Manuel Díaz, ‘El Cordobés’ hace tan solo unos días preguntaba en su cuenta de Instagram si sus fans dejaban descansar sus uñas después del esmalte semipermanente. Una pregunta a la que la mayoría de sus seguidores (más del 80%) contestaba que sí. Sin embargo, este artículo es para aquellas que aún no lo hacen. ¡Toma nota!

Aunque está demostrado que las uñas obtienen su oxígeno a través de la circulación sanguínea y que cubrirlas con esmalte semipermanente no hace que estas se oxiden o asfixien; sí que existen motivos por los que debemos darle un respiro a nuestras manos entre tanta manicura. Y eso se debe, más que a la propia laca de uñas, al proceso de quitarlas. Al retirar el esmalte, es normal debilitar la uña, desquebrajarla, eliminar algunas pequeñas capas de esta, deshidratarla e incluso romperla. Es por ello por lo que, dejar un breve período de descanso entre pincelada y pincelada puede ayudar a que tus uñas se fortalezcan. Virginia Troconis lo hace y, aunque no sabemos durante cuanto tiempo, nosotrs consideramos que lo ideal es descansar durante, al menos, una semana y, en ese tiempo, utilizar cremas hidratantes. ¿Qué te parece? ¿Te animas a probarlo?