Lourdes Montes ha compartido su secreto de belleza. Se trata de un elixir de belleza al que los expertos han llamado activador de juventud, una idea para sumar a cualquier rutina beauty


Dice el refrán que cada maestrillo tiene su librillo. Y puede que no le falte razón, especialmente a la hora de cuidarse, ya sea por dentro o por fuera. Quizá por eso, las cremas, limpiadoras faciales o sérums que valen para unos no sirven de mucho en otros, por mucho que tengan unas formulaciones fantásticas. Por eso, a la hora de cuidarse, lo mejor es buscar los que mejor nos funciona e ir probando cosas que a otros sí les sirven. Y eso ha hecho Lourdes Montes que ha encontrado un activador de juventud que le ha ido de maravilla.

Una mezcla de aceites esenciales para dar luz al rostro

Por ese motivo, ha querido compartir su secreto con sus seguidores para que prueben si es tan efectivo con ellos como lo ha sido con ella misma. Se trata de un aceite que aplica sobre el rostro para que le aporte el toque que necesita para resplandecer.

En su caso es de la firma Darphin y se lo aplica dejando unas cuantas gotas sobre el dorso de la mano, mezclándolo y repartiéndolo por el rostro y también por las manos. Este último gesto es importante, porque a veces esta parte del cuerpo puede evidenciar el paso del tiempo mejor que ninguna otra, sea por falta de cuidados o de protección frente a los rayos del sol.

Activadores de juventud para retrasar a aparición de arrugas

El de Lourdes Montes es uno de esos cosméticos a los que han bautizado como ‘activadores de juventud’. Estos no son otra cosa que sérums intensivos que buscan hidratar la piel en profundidad y retrasar la aparición de las arrugas o suavizar su apariencia de estas cuando ya se han instalado en nuestro rostro.

La aplicación es sencilla, porque tal y como ha mostrado Lourdes Montes, basta con unas gotas de producto bien extendido por la piel. Sin embargo, hay que tener una serie de precauciones a la hora de utilizarlos. La primera y fundamental es que hay que aplicarlos sobre la piel limpia. Si lo incluimos en nuestra rutina de belleza lo mejor es que lo hagamos justo tras la limpieza del rostro.

El orden de los factores puede alterar el resultado

Para aplicarlo, limpiaremos bien la cara con nuestro limpiador habitual, a continuación, echaremos el tónico si es que lo usamos, e inmediatamente después, el sérum concentrado. Luego, cuando la piel lo haya absorbido podemos continuar con la hidratante o nutritiva que utilicemos. Es importante no aplicarlo sin habernos retirado los restos de maquillaje o suciedad del día en la piel, porque esto podría producir una obstrucción de los poros y reduciría la acción del sérum.

Lo mejor es aplicar los tratamientos específicos justo antes de acostarnos. Así lograremos que su efecto sea más intensivo, porque es durante la noche cuando nuestra piel trabaja con mayor intensidad para reparar las partes dañadas, producir colágeno y elastina y cuando mejor coge los nutrientes que podamos aportarle desde el exterior.