La rosácea tiene tratamientos y cosmética específica que te ayudarán a mantener a raya la enfermedad


La rosácea se refleja de manera muy visible en la piel. Si notas que enrojece con facilidad. O es sensible a los cambios de temperatura. Y si notas especialmente irritadas la zona de nariz y mejillas, puede que estemos ante un brote de rosácea. Conocida en los países de habla inglesa como la maldición de los celtas, es una afección de la piel más común de lo que imaginas. Y ahora ha sido el cantante Dani Martín el que ha puesto el debate sobre la mesa, ¿cómo se puede tratar la rosácea?

Dani Martín desvela que padece rosácea, una enfermedad de la piel que ha incrementado durante la pandemia

Rosácea, más durante la pandemia

De hecho, se ha incrementado debido a la situación de estrés que estamos viviendo a causa de la pandemia. Porque no olvides que son varios los factores que pueden desencadenarla, incluso empeorarla. La alimentación, el estrés, la exposición solar, son algunos de sus principales enemigos. Pero no debes preocuparte porque también contamos con herramientas para mantenerla a raya. Sin olvidar,  por supuesto, que hay que empezar poniéndose en manos expertas.

Consejos claves para mantenerla a raya

El primer consejo clave es aplicar protección solar. Emplea un factor adecuado. Apto para pieles sensibles y sin fragancias que contengan alcohol. Tampoco olvides acompañar tus paseos o tus momentos de relajación al aire libre con un sombrero de ala ancha o una visera. 

Busca espacios y actividades que te liberen del estrés, como yoga, pilates, meditación, o alguna actividad que te ayude a evadirte. Está demostrado que la ansiedad es uno de los factores que provocan la inflamación de la rosácea por lo que es clave mantenerlo bajo control. Mejor si se trata de una actividad que no incremente en exceso la temperatura. No olvides que la rosácea es enemiga del calor. Evítalo y no olvides refrescarte con frecuencia mientras realizas cualquier actividad deportiva.

Busca espacios y actividades que te liberen del estrés, como yoga, pilates, meditación, o alguna actividad que te ayude a evadirte

Reduce al mínimo tu rutina cosmética. A la hora de combatir la rosácea, menos es más.  Déjate aconsejar por una voz profesional que acertará con los productos aptos para tu piel sensible. Siempre a base de fórmulas ligeras y con efecto calmante. 

Si sigues estos consejos estarás reforzando tus defensas cutáneas. Y, si lo acompañas de un protocolo en cabina, protegerás, además, el manto hidrolipídico. Estarás renovando tu piel y devolviendo el confort que tanto echaba en falta. Uno de los protocolos con los que mejores resultados obtenemos para controlar los brotes de rosácea es la luz pulsada, conocida como IPL.

Es clave realizar un tratamiento supervisado por un experto con el que protegerás el manto hidrolipídico

Las ondas pasan a través de la piel sin dañarla alcanzando los capilares. Mejora de manera muy visible el aspecto de la pie. Reduce el tamaño del poro, recobrando la suavidad perdida, incrementando la formación de colágeno y, por lo tanto, consiguiendo un efecto antiaging global. La mejor manera de mantener tu rosácea bajo control.