Irene Rosales ha confesado que ella no lleva una dieta estricta pero sí come sano. La mujer de Kiko Rivera ha cambiado su estilo de vida y basa su éxito en modificar sus hábitos de alimentación y en incluir el deporte en su rutina.

Seguro que has hecho dieta en algún momento de tu vida, o al menos lo has intentando. Sin embargo, hoy no vamos a darte un nuevo régimen adelgazante. Y es que, según defienden los médicos expertos en nutrición, no se trata de comer menos, sino mejor y tampoco debemos obsesionarnos con la idea de hacer dieta. Se trata más bien de una filosofía de vida que actúa tanto a nivel físico, como psicológico, para que pierdas peso si lo necesitas, a la vez que ganas nuevos hábitos que te acompañan para siempre.

Cuando seguimos dietas restrictivas estamos deseando que llegue el fin de semana para cambiar de hábitos y darnos un capricho poco saludable. Pero y, ¿qué pasa con todo el esfuerzo que hemos estado haciendo durante la semana? ¿No deberíamos disfrutar comiendo saludable sin pasar ansiedad, ni hambre? La respuesta es sí, por eso ha llegado el momento de cambiar nuestra mentalidad y aprender nuevas formas de vida saludables y no solo por una cuestión estética.

Irene Rosales sigue una alimentación que le ayuda a no tener ansiedad

Nuestra relación con la comida está ligada a nuestras emociones y nuestro estado psicológico. A ello se le suma la toma de medicamentos como puede ser los ansiolíticos o antidepresivos que ralentizan el metabolismo e influencia en los estímelos de hambre y ansiedad.

Pero hay una serie de pautas que se pueden llevar a cabo para evitar esto. Lo más importante es no eliminar ninguna comida principal, ya que eso favorece la aparición de la ansiedad. Es vital, también, no eliminar de la dieta los alimentos saciables ricos en fibra, agua e hidratos de carbono complejos. En este sentido, los platos de Irene Rosales son sirve de ejemplo, echa un vistazo a continuación.

Y, por supuesto, practicar ejercicio diario siempre que sea posible porque, de esta manera, liberaremos endorfinas. Son hormonas que producen placer, propician un buen estado de ánimo y son analgésicas y sedantes.