El pepino es un alimento que se asocia con la pérdida de peso y es famoso por su alto contenido en agua, que lo convierten en una importante fuente de hidratación. No obstante, tiene muchas otras ventajas, gracias a las cuales es un elemento indispensable en la cosmética y en cualquier dieta equilibrada. Según explican los expertos de www.nutritienda.com,  el pepino es una verdura que no contiene grasas y es muy bajo en calorías. De hecho, 100 gramos apenas aportan 13 kilocalorías. Es uno de los motivos por los que es tan famoso y se suele incluir en las dietas de pérdida de peso. Pero esos no son sus únicos beneficios:

1. Rico en vitaminas y minerales
El pepino se ha convertido en uno de los ingredientes estrella en los tratamientos cosméticos y en un fijo en muchas recetas gracias a su gran cantidad de vitamina C que actúa de forma antioxidante en la piel y que, además, contribuye al buen funcionamiento de los cartílagos y de los huesos.

En menor cantidad, el pepino aporta vitamina A, también conocida como retinol. Esta vitamina contribuye, entre otras funciones, a la formación de colágeno para mantener la piel hidratada y protegida frente a los agentes externos. También es uno de los ingredientes principales para tratamientos de elasticidad de la piel y cremas antiedad. Por otro lado, la vitamina A también contribuye al mantenimiento de la visión.

Además, aporta pequeñas cantidades de folatos, una vitamina B que ayuda a la producción del famoso ADN y otros tipos de material genético. También es necesario para la división celular en el organismo y para elaborar glóbulos rojos. Además, posee tiamina y niacina que ayudan a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía. Si lo consumimos con su piel encontraremos pequeñas cantidades de b-caroteno, un compuesto que provoca una bonita pigmentación dorada en la piel. En cuanto a los minerales, el más abundante en él es el potasio, mineral que regula la presión arterial.

En menor proporción se hallan el fósforo, magnesio y hierro. Estos minerales tienen muchas funciones en el organismo. Por ejemplo, el magnesio contribuye a la síntesis proteica normal y contribuye al equilibrio electrolítico. En otras palabras, ayuda a mantener el funcionamiento normal de músculos y nervios así como al metabolismo energético. El hierro, por su parte, contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario mientras que el fósforo ayuda al mantenimiento de huesos y dientes.

Gtres
Gtres

2. Ayuda a la hidratación
Cerca del 96 % del pepino es agua. Supone un gran aporte de hidratación, lo que hace que sea muy útil para quienes les cueste tomar el mínimo diario de agua recomendado, también es un imprescindible para quienes tengan la piel seca o deshidratada, algo que en esta época del año produce el frío y la calefacción.

3. Contiene fibra
El pepino, si se combina con otras verduras, hace que el aporte de fibra al organismo sea considerable, lo que facilita las digestiones y aumenta la sensación de saciedad. Es uno de los principales motivos por los que es un componente esencial en cualquier dieta para controlar el peso. En consecuencia, reduce el apetito y mejora el tránsito intestinal. Asimismo, es diurético y favorece la buena actividad de los riñones.

4. Tiene propiedades descongestivas
Cuando pensamos en un ritual de belleza, se nos viene enseguida a la mente la imagen de una persona con dos rodajas de pepino sobre los ojos. Y no es para menos: el alto contenido en agua de esta verdura ayuda a hidratar y desinflamar la zona de alrededor de los ojos. Es muy eficaz para reducir las ojeras y las bolsas.

Gtres
Gtres

5. Propiedades antiinflamatorias del pepino
Es otra de las ventajas de su alto contenido en agua. El pepino es un antiinflamatorio natural que tiene propiedades calmantes y regeneradoras sobre la piel cuando se usa a nivel tópico, lo que es imprescindible para combatir ciertos problemas cutáneos, como el acné, por eso es un ingrediente estrella para la fabricación de cosméticos. Además, también contribuye a reducir las manchas y las cicatrices que dejan los granitos, así como al famoso truco de belleza de rebajar el color de las ojeras más oscuras.

6. Es antioxidante
Los alimentos que tienen propiedades antioxidantes, como es el caso del pepino gracias a la vitamina C anteriormente comentada, reducen los daños provocados por los radicales libres, unas moléculas que se generan de forma natural en el cuerpo y que son las causantes del envejecimiento celular. Así, los antioxidantes son esenciales en cualquier rutina de belleza ya que aportan luminosidad a nuestra piel y previnienen su envejecimiento prematuro retrasando de este modo los signos de la edad.

Mascarillas y productos antiacné con pepino

Gtres
Gtres

Sus propiedades antiinflamatorias hacen que sea un ingrediente básico para la cosmética antiacné. Las mascarillas, geles limpiadores y cremas de pepino ayudarán a que los granitos y las marcas derivadas de ellos desaparezcan. Es un componente de la cosmética del que se benefician especialmente las pieles grasas y sensibles.

En cosmética para pieles secas y deshidratadas
Geles corporales y cremas que lo contengan aportarán un gran extra de hidratación para las pieles que más lo necesitan. También es un ingrediente muy útil en los productos para desmaquillar, pues consigue que no resequen al tiempo que eliminan la suciedad y el maquillaje del rostro.

En productos para el pelo seco y débil
Su gran aporte de hidratación hace que sea un ingrediente básico en los champús para cabellos encrespados y secos. Consigue hidratar y purificar el cuero cabelludo, al tiempo que ayuda a que el pelo crezca más fuerte. Igualmente, influye su alto contenido en vitaminas. Por ejemplo, la vitamina A es una gran fuente de antioxidantes y ayuda a la hidratación del cabello; y las vitaminas del grupo B favorecen el transporte de oxígeno hacia el cuero cabelludo, lo que consigue que la melena crezca fuerte y sana.