La actriz ha conseguido rejuvener su aspectos gracias a las mechas más discretas y favorecedoras del momento. Un look de 10 con el que no puede estar más guapa.


No hay duda de que, pese a las circunstancias, Paula Echevarría está viviendo una época de lo más especial. La actriz acaba de superar el ecuador de su segundo embarazo y su relación con Miguel Torres está más que consolidada. Motivos suficientes para darse cuenta de que ella se encuentra en uno de los momentos más felices de su vida. Una alegría que se refleja en su aspecto físico. Y es que la asturiana no puede estar más guapa, sus modelitos diarios no pueden ser más acertados y su sonrisa es una constante en todas y cada una de sus fotos de Instagram. Paula Echevarría está radiante y eso no puede negarlo absolutamente nadie. ¡Es un dato objetivo! Y más ahora que se ha aplicado unas acertadas y discretas mechas con las que se ha logrado quitar unos cuantos años de encima.

Las mechas que he elegido Paula Echevarría para esta temporada de invierno son, sin lugar a dudas, las más pedidas y cotizadas en las peluquerías. Se trata de las mechas balayage, una técnica francesa que proporciona luz y brillo a nuestro pelo y que consigue dar un aspecto juvenil a toda aquella que se atreve a lucirlas. Y la actriz de Velvet Colección se ha lanzado de lleno a por ellas. Eso sí, como siempre, confiando en los mejores profesionales, pues ella ha querido ponerse en las manos de José Tabas, manager y estilista de Tacha Beauty, su centro de belleza de confianza y al que acude siempre que quiere cuidar su piel o su pelo.

Las mechas más rejuvenecedoras las lleva Paula Echevarría 

Allí, la actriz confió en su peluquero preferido para cambiar de look, eligiendo las mechas más rejuvenecedoras. Lo hizo a través de la técnica balayage, una forma de aplicar color a nuestro cabello de lo más curiosa pero que consigue resultados de diez. Este método busca aclarar el tono de medios a puntas, sin alterar la raíz, aplicando el tinte solamente en la zona baja de nuestra melena y a mano alzada. Es decir, de manera muy natural sin medir demasiado dónde se aplica el color. Al no aplicarse directamente sobre la raíz, este tipo de mechas nos ayuda a aguantar sin pasar por la peluquería varios meses, ya que con él no hay por qué temer al tan polémico efecto raíz.

Discretas y muy naturales, estas mechas funcionan en casi cualquier tipo de color de pelo y sientan bien a cualquier edad, pues consigue rejuvenecer a cualquiera, iluminando nuestro rostro y dándonos un aspecto de lo más favorecedor. O si no que se lo digan a Paula Echevarría, que no puede estar más guapa con su melena midi con reflejos en castaño muy claro. ¡Todo un acierto!