Laura Matamoros nos ha vuelto a dar una lección de maquillaje con su original forma de pintarse los labios con un cosmético que todos tenemos en casa y que amplia el abanico de posibilidades.


Está claro que, a estas alturas, y con casi un millón de seguidores en las redes sociales, Laura Matamoros se conoce, sabe cómo cuidar su imagen y cómo vestirse y maquillarse para acertar en cualquier ocasión. Y por eso, a estas alturas puede incluso permitirse el lujo de dar tutoriales sobre cómo sacarse el mejor partido. También de cómo innovar a la hora de maquillarse, como su última idea para los labios.

Originalidad también para el maquillaje

Laura Matamoros presentó una manera más que novedosa de lograr el color deseado en los labios, algo que es especialmente cuando no tenemos el pintalabios que queremos a mano. Para ello utilizó otro cosmético que solemos tener siempre en el neceser y que ofrece un abanico de colores de lo más amplio.

Se trata de las sombras de ojos. Ella utiliza una paleta de la firma cosmética Mac. Su elección es, en concreto, la paleta Art library nude mode. De ahí utiliza un tono marrón que va a la perfección con su elección de ropa para ese día, en tonos tierra.

Primero la hidratación

Para lograr el tono y el resultado deseado lo que hace laura es aplicarlo por capas. La primera es una base de gloss. Con eso se logra que los labios estén hidratados y no se cuarteen al aplicar los polvos y las siguientes capas. Tras la aplicación de esa primera capa de gloss lo que hace es retirar el sobrante con un pañuelo de papel. Con él presiona suavemente los labios y así se deshace del excedente sin perder el resto.

Tras eso, coge la paleta de colores y selecciona el tono que quiere aplicar. Lo hace con un pincel de punta redondeada, tipo lengua de gato, con el que va dando ligeros toquecitos por toda la boca hasta lograr que haya un tono cubriente en todo el labio.

Perfilar e hidratar de nuevo

Tras dar el toque de color con el pincel, echa mano del perfilador para dar la forma deseada a los labios y aportar un poco más de naturalidad. Ella elige el lápiz fox Brown de Charlotte Tilbury. Una vez están bien perfilados, el último paso es volver a aplicar gloss.

Con este último toque lo que logra es que se unifique el tono en todos los labios y que además, tengan un acabado brillante y los labios queden mucho más jugosos. Como si hubiese aplicado el color con una barra de labios con la hidratante ya incorporada.