Amelia Bono se ha querido sincerar con sus seguidores y ha confesado qué operaciones estéticas se ha realizado y cuales, aunque lo pueda parecer, no.


A pesar de que su presencia en redes sociales no es nueva, sí que lo es su lado influencer. Amelia Bono fue, sin duda, uno de nuestros descubrimientos del año pasado; llegándose a convertir en nuestro personaje fashion del 2020. Un título más que merecido pues, durante el confinamiento, quiso darle vida a su cuenta de Instagram y comenzó a subir, prácticamente a diario, una foto enseñando a sus seguidores sus modelitos de andar por casa; todos ellos elegantes y muy bien construidos. Unas publicaciones que tuvieron muy buena acogida y que hicieron que la empresaria duplicase en tan solo unos meses su número de seguidores y que triplicase el número de ‘me gusta’ en sus fotos. Su relación con sus followers ha ido evolucionando de manera orgánica y ahora ella se dirige a ellos con toda la sinceridad del mundo. Tanto, que a menudo, se atreve a contestar a sus preguntas más curiosas. En esta última ocasión, la joven se ha lanzado a responder a una rápida ronda de suposiciones, entre las que se encontraban muchas dudas sobre sus posibles operaciones estéticas.

Operaciones estéticas, entrenamiento personal, extensiones de pelo… Amelia Bono se sincera con sus seguidores

La hija de José Bono presumió de vientre plano, piernas largas y firmes glúteos durante todas sus vacaciones de verano; y con la llegada de la borrasca Filomena, ella aprovechó para subir una foto en bikini, con la excusa de que echaba de menos, como todas nosotras, las temperaturas más cálidas. Publicaciones que han inundado su cuenta de Instagram y con las que ella lucía tipazo; que, como es evidente, han alimentado la curiosidad de sus seguidores. Ellos están tan ansiosos por saber, que no han dudado en preguntarle Amelia Bono por sus rutinas de entrenamiento, sus operaciones estéticas o por aquellas partes de su cuerpo que no son tan naturales como, en un primer momento, pudiéramos pensar. Preguntas que ella no ha evadido y que ha respondido con total sinceridad.

Usando solo «verdadero» o «falso», según cada caso, la esposa de Manuel Martos no ha dejado nada a la imaginación y se ha sincerado en la red social; dejando claro que, aunque sí que se ha sometido a alguna que otra operación de cirugía estética, además de cuerpazo, ella puede presumir de naturalidad. Y es que, a pesar de que lo pueda parecer, ella no ha pasado por el quirófano en demasiadas ocasiones. ¡Amelia Bono está estupenda porque cuenta con muy buena genética y porque intenta cuidarse todo lo que puede!