La modelo sabe mucho de nutrición y dietética, hace tiempo confesó públicamente haber tenido problemas de anorexia y, desde que eso pasó, rechaza todo tipo de dietas restrictivas. Ella come lo que quiere, se da caprichos, pero sabe bien cómo comer, qué alimentos elegir y todas sus propiedades. Somos lo que comemos y la belleza de Marta López Álamo viene de un secreto de alimentación a voces: comer mucha fruta con antioxidantes y… palomitas sanas. ¿Qué hay más bello que un bol de fresas y otro de palomitas? Nada. Os lo contamos todo sobre la merienda de la novia de Kiko Matamoros.

Marta López Álamo nos ha enseñado los tres tipos de fruta que toma para merendar y nos ha contado todos sus beneficios. Ha preparados tres bowls con piezas de fruta, el primero, de granada. Esta fruta contiene muchísimos antioxidantes que combaten los radicales libres, polifenoles, un compuesto que mejora sustancialmente la salud de nuestro corazón y previene las enfermedades cardiovasculares y ácido fólico, que ayuda a endurecer el pelo y las uñas y mejora su calidad.

Marta López Álamo merienda frutas y palomitas sin aceite para mantener su figura

Un segundo con gajos de naranja que mejoran nuestro sistema inmunitario, previenen la anemia y nuestro sistema digestivo y, lo mejor, retardan el envejecimiento; y el tercero con fresas, que mejoran el tránsito intestinal haciendo que nos sintamos menos pesadas, son diuréticas, tienen también alto contenido en antioxidantes y son ideales para perder peso.

El otro punto fuerte de la merienda de la influencer es el maíz, pero convertido en palomitas. Marta nos cuenta que las palomitas las cocina en una máquina especializada, pero que no añade ni sal ni aceite para no aumentar su tasa calórica y, así, poder comer todas las que quiera, porque son muy beneficiosas. Resulta que este alimento, que tenemos asociado a la lista de alimentos prohibidos, como las patatas fritas y los ganchillos, es muy saludable. Ayudan a controlar el azúcar en sangre, son buenas para la vista, son recomendadas para deportistas por sus altos niveles de magnesio, hierro, fósforo, potasio y vitaminas, y un largo etcétera.

Desliza para descubrir, además, el plato para su hora de la comida que más le hemos visto comer.