Makoke forma parte de esas mujeres deportistas reconvertidas en gurús de un estilo de vida saludable que no deja de ganar adeptos. La exmujer de Kiko Matamoros es capaz de entrenar durante horas, acudir a su puesto de colaboradora en programas de televisión y compartir su día a día en las redes sociales. ¡Quién no tiene tiempo es porque no quiere!

La exmodelo inauguró su carrera en el fitness con solo 10 años cuando hacía ballet clásico, y desde entonces trabaja sin descanso para conseguir su mejor versión. ¿Quieres saber cómo se cuida para tener un cuerpo de escándalo a los 52 años? ¡Toma nota!

Makoke es una deportista incansable. ¿Su último desafío? La electroestimulación

Aunque es poseedora de una estupenda genética, este cuerpazo no se consigue solo. Makoke asegura que entrena cinco días en semana. Cada día, nada más levantarse, se calza las zapatillas y camina en la calle un par de kilómetros para activar el metabolismo. Después, en el gimnasio, no se separa jamás de las pesas. La malagueña confiesa que siempre incluye el entrenamiento de fuerza en su rutina para mantener la fuerza, ganar músculo y tener un cuerpo lo más tonificado posible.

Su último descubrimiento en el ámbito deportivo es la electroestimulación. Es una técnica que consiste en entrenar con un traje que lleva electrodos y manda estímulos eléctricos al provocar contracciones musculares. Los que lo han usado aseguran que los resultados se notan en muy pocas sesiones. Dura 20 minutos y se realiza una o dos veces por semana, no más. Esos 20 minutos equivalen a una sesión de 2 horas de entrenamiento convencional en el gimnasio. Por lo que es un entrenamiento perfecto personas que no tienen mucho tiempo.

Esto hace que sea un entrenamiento efectivo para reducir rápidamente grasa (en una sola sesión se pueden quemar hasta 3.000 calorías) y lo sustituye por masa muscular. Es uno de los entrenamientos más solicitados para tonificar la figura, levantar glúteos, disminuir la celulitis o endurecer el abdomen. Con tantas cosas buenas no nos extraña que sea el método de entrenamiento favorito de otras caras conocidas como Eva González o Toñi Moreno.