La presentadora nos ha dejado a todos con la boca abierta gracias a su nueva melena rubia. Un cambio de look que no veíamos venir y que nos ha fascinado.


Normalmente, las famosas más mediáticas del momento, cada vez que van a la peluquería o pasan por chapa y pintura, anuncian su cambio de look a bombo y platillo; creando una enorme expectación entre sus seguidores y haciendo de su transformación física todo un evento a través de sus redes sociales. Sin embargo, Lara Álvarez parece no ser como la gran mayoría de celebs e influencers y ella prefiere que sus cambios de imagen pillen a todo el mundo por sorpresa; que nadie se los espere y así, logre dejar a sus fans con la boca abierta. Algo que consiguió con creces ayer por la tarde, cuando se sentó frente a la cámara de su móvil para hacer un directo en Instagram junto a Beatriz Luego y, por primera vez, descubrió al mundo su nueva melena rubia. ¡Estaba irreconocible!

La charla entre la cantante y la presentadora duró algo más de una hora y a ella estuvieron atentos miles y miles de personas. Y es que ambas mujeres han demostrado a lo largo de estos años que ellas tiene mucho que decir. No obstante, y aunque la conversación no podía ser más interesante, muchos de sus followers no pudieron evitar centrar toda su atención en el nuevo color de pelo de la enviada a Honduras en Supervivientes. Y no era para menos.

El nuevo y sorprendente cambio de look de Lara Álvarez… ¡Ahora es rubia!

Entre aplausos y emojis de corazón, la sección de comentarios del Instagram de Lara Álvarez se llenó de mensajes relacionados con su nueva melena rubia. «Qué guapa, Lara, me encanta el color de pelo», comentaba Natalia de la Vega, directora de los centros de belleza Tacha. La gran mayoría de sus seguidoras aplaudía y felicitaba a la presentadora por su atrevimiento. «Me encanta de rubia»; «¡Qué guapísima estás! Ese color de pelo es precioso»; o «Te queda muy bien el rubio» eran algunos de los halagos que se podían leer en su perfil. Sin embargo, muchos otros, quizás demasiado osados, hacían referencia a que la preferían con su color de pelo anterior. Algo que, aunque respetamos, no compartimos lo más mínimo.

Lara Álvarez estaba guapa de castaña, estaría favorecida de morena y ahora, que se ha decantado por un bonito rubio vainilla repleto de discretas mechas babylights, no puede gustarnos más. Su rostro ahora se ve mucho más dulce, su bronceada piel está más iluminada que de costumbre y ella se ve radiante y feliz. Y eso nos encanta.