Amalia, Alexia y Ariane, las hijas de Máxima de Holanda, aún siendo las tres menores de edad, se han llenado de maquillaje en el cumpleaños de su madre.


El próximo lunes 17 de mayo, Máxima de Holanda cumple 50 años y, adelantándose unos días, quiso comenzar anoche con las celebraciones. Lo hizo acudiendo con su familia a un concierto organizado en su honor en La Haya bajo el nombre de Reina Máxima: una vida llena de música en el Teatro Carre; un espectáculo de lo más especial para el que todos los miembros de la familia eligieron sus mejores galas. La reina consorte sorprendió con un vestido de transparencias que acompañó de unas llamativas joyas de esmeralda pero sus hijas no se quedaron atrás.  Amalia, Alexia y Ariane eligieron también vestidazos largos de originales estampados para triunfar en la noche más especial para su madre. Sin embargo, y aunque sus looks eran realmente llamativos, lo que nos ha dejado con la boca abierta ha sido sus maquillajes. Y es que las hijas de Máxima de Holanda, siendo las tres menores de edad, se han pasado un poquito con la brocha y los polvos.

Amalia, Alexia y Ariane, tres edades distintas y un maquillaje igual de excesivo 

Las hijas de Máxima de Holanda que tienen 17, 16 y 14 años respectivamente, sin quitarle protagonismo a su madre, han sabido captar la atención de todas nosotras. ¿El motivo? Sus looks eran más propios de mujeres ya en edad adulta que de auténticas adolescentes y sus peinados y maquillajes les hacían parecer mucho más mayores. La mayor de las tres, Amalia, la heredera, eligió un vestido estampado de flores; la mediana, Alexia, sorprendió con un vestidos verde de volantes y bajo asimétrico; y la menor de las tres, Ariane, apostó por un vestido de efecto nude y color coral. No obstante, en cuanto a maquillaje se refiere, las tres hermanas fueron prácticamente a la par.

Excepto la pequeña, que, para que os hagáis una idea, tiene la misma edad que la infanta Sofía; el resto de las hijas de Máxima de Holanda optaron por llevar pestañas postizas. Un efecto long lashes que, si bien no les sentaba nada mal, nos resulta excesivo para adolescentes de su edad. Las tres, además, se decantaron por decorar sus ojos con sombras en tonos tierra y como un poco de brillo (o shimmer) y remataron sus labios con un discreto labial nude. Una combinación muy acertada pero quizás excesiva teniendo en cuenta que ninguna ha cumplido aún la mayoría de edad. No hay más que compararlas con la princesa de Asturias y su hermana para darse cuenta de que las holandesas van demasiado adelantadas a lo que les tocaría por edad. ¿Qué opináis vosotras? Somos todo oídos.