Elegante, natural y duradera. Así es la manicura que ha conquistado a Gloria Camila. ¿Te animas a probarla tú también?


Como en la moda, los colores, las formas y los acabados de las manicuras también cambian temporada tras temporada. Y lo avisamos nada más empezar el año, este 2022 la naturalidad se impone. Atrás van a quedar las uñas extremadamente exageradas, los nails arts imposibles y los abalorios estilo trap que tan de moda puso la cantante Rosalía, porque ahora lo que se lleva es la sencillez. Y el mejor ejemplo de ello es Gloria Camila.

La hija de José Ortega Cano ha puesto rumbo al salón de belleza para rendirse a las uñas milky, la tendencia del momento. ¿Todavía no sabes cómo es? Entonces vas tarde. Se trata de un nuevo estilo de manicura efecto ‘no make up’ que consigue un resultado elegante y duradero. ¿Lo mejor? También logra que los dedos se vean más largos y estilizados.

Gloria Camila se rinde a la manicura milky, la tendencia más natural y sofisticada de esta primavera

La manicura Milky va desde esmaltes blancos puros y opacos hasta aquellos más perlados, como el que ha elegido Gloria Camila. Y es que esta temporada los tonos brillantes y transparentes conjugan a la perfección con el resto de la paleta de colores lavados para continuar con esa tendencia de naturalidad pero con un punto de sofisticación.

Por lo general, para lograr una manicura milky impecable con dos o tres capas de esmalte es suficiente. Eso sí, no hay que olvidarse de una capa de ‘primer’, para fijar el color, y una última de ‘top coat’, para lograr ese ‘efecto leche’ y, a la vez, conseguir que la manicura nos dure más tiempo.

Las milky nails son la mejor prueba de que las uñas de un solo color no tiene por qué ser aburridas. De hecho, son la alternativa ideal para todas aquellas que no pueden vivir sin la manicura francesa pero tienen ganas de experimentar con otras opciones clásicas.

Manicura rusa, la más buscada para lucir un acabado perfecto

Gloria Camila, además, también ha querido elegir la técnica de la manicura rusa. Ésta se realiza en seco y su principal objetivo es quitar toda la cutícula, esmaltando lo más cerca posible de la piel. Así se aprecia menos rápido el crecimiento de la uña y permite que mantenerlas impecables durante 3 o 4 semanas.

Esta técnica es complicada, por lo que solo la pueden realizar las manicuristas más profesionales. Requiere un trabajo muy meticuloso, tanto por el uso del torno como por la precisión que requiere la limpieza de la superficie de la uña. ¿Quieres ver la manicura de Gloria Camila ya? Sigue bajando.