Esta temporada los flequillos son tendencia total, pero no todos los estilos valen. Te decimos, según los expertos, cómo debes cortártelo para triunfar


Si esta temporada hay un estilo que triunfa sin discusión son los cortes de pelo con flequillo. Son ya varias las famosas a las que hemos visto apuntarse a esta tendencia, pero no todos los flequillos valen. Aquí te vamos a dar las claves de los que más favorecen y cómo peinarlos de la mano de los expertos.

Natalia Rusanova, estilista de Lobelia Sagasta: «Los flequillos son muy versátiles, lo mismo se pueden llevar con un corte shag, que además ayuda a marcar las facciones, que en un garçon o un bob. Nosotras apostamos por los choppy bangs, o lo que es lo mismo, los flequillos cortos por encima de las cejas y que estilizan mucho los cortes. Quedan ideal en todo tipo de largos, aunque no en caras muy redondas. Y también por los flequillos rockeros largos y despuntados tipo Charlotte Gainsbourg, que en melenas XL dan bastante juego, con capas invisibles para simular movimiento».

Muy favorecedores

Sonia Atanes, directora del salón de taninoplastia SAHB: “Los flequillos van y vienen en cuanto a tendencias, pero siempre son favorecedores y personales. Es difícil recordar una actriz con flequillo y sin personalidad, desde Audrey Herburn a Elizabeth Taylor, pasando por Jane Birkin que nos dejó ese flequillo icónico para la historia. Siempre nos preguntan a qué tipo de rostro favorece, pero personalmente, mi experiencia me dice que hay uno para cada mujer, solo hay que darle el punto que encaje con cada rostro y cada estilo. En definitiva, son cómodos, de fácil mantenimiento y ayudan a disimular pequeños defectos, dando un aire desenfadado y rejuvenecedor”.

Tips para mantener perfecto tu flequillo

Sonia Atanes nos comparte algunos consejos para mantener los flequillos a punto y estar perfecta.

Champú seco: “Tener un buen champú seco es el mejor aliado del flequillo. Para una salida exprés o tras una visita al gimnasio, en cinco minutos estará a punto sin tener que lavar toda la melena. También es interesante para aportarle un punto de volumen y que no se pegue demasiado a la frente”.

Secado multidireccional: “Si hay ondulaciones en la raíz, secarlo primero en una dirección y después en la otra nos ayuda a neutralizar esas formas y dejarlo con la más adecuada”.

Terapias de formas: “Si es rizado, encrespado o tan fuerte que cuesta manejarlo, un tratamiento de relajación del rizo o antiencrespamiento solo en el flequillo nos asegura llevarlo liso y moldeable sin peligro de que se rice con la humedad ambiental”.

Flequillos postizos: “Si hay un flequillo que me encanta, es el postizo. Tener uno es súper recomendable, como para las miedosas que no lo tienen claro, ya que pueden experimentar sin arriesgar. Y es ideal para las mujeres que les encanta cambiar de imagen por un día. Para disimular ese momento de canas en la frente o un momento en el que haya que hacer una coleta por las prisas, también son súper prácticos. Y por ultimo, son económicos y fáciles de poner”.

Largos y con movimiento

David Lesur, director de formación de David Künzle: “Entre los flequillos, me encantan los babybangs y los más largos, para su mantenimiento se lavan igual que el resto de la melena. Se puede usar un champú en seco para los días de mucha prisa pulverizando en raíz y dejando actuar unos minutos para después cepillar, el volumen será instantáneo. Los sprays volumizadores para peinar también son muy recomendables para crear movimientos. Cuando estos flequillos se dejan crecer, recomiendo peinarlos en diagonal hacia un lado, quedan muy bien con unas horquillas de fantasía o en tupé con espuma, peinando hacia atrás y fijando con laca. Lo más radical para quitárselo de la cara sería con una diadema que están tan de moda ahora… “