Julio y agosto son probablemente los meses en los que más excesos cometemos con la comida y la bebida. Tenemos asociada la idea de que unas buenas vacaciones no son de diez si no ganamos dos kilos y sacamos a las «disfrutonas» que llevamos dentro. Pero de vez en cuando hay que hacer una pausa en nuestra alimentación tan caprichosa en los meses de verano. Vanesa Lorenzo nos ha traído la receta de su ensalada más sencilla y deliciosa para lograr una cena sabrosa, sencilla y baja en calorías que no os podéis perder. Os enseñamos como la cocina y la belleza pueden ir de la mano.

El plato de Vanesa está compuesto por tres ingredientes principales, los tres con muchísimas propiedades para nuestro organismo: el calabacín, las algas wakame y el sésamo. El calabacín, es la hortaliza ideal para consumir en verano, sin obviar que es una de las verduras de temporada. Contiene tan solo 17 calorías por cada 100 gramos, una cifra irrisoria que hace que podamos tomar más cantidad y quedarnos completamente saciadas. Además, es una de las hortalizas más versátiles a la hora de cocinar, podemos incluirla en ensaladas, salteados, tortillas, al horno, con pasta, hay infinidad de recetas que lo incluyen. En el caso de la ensalada de Vanesa, primero lo convierte en tiras finas, parecidas a tagliatelle anchos, los pasa por el horno hasta que están al dente y los aliña a su gusto con vinagreta, algas wakame y semillas de sésamo.

La ensalada de Vanesa Lorenzo es una de las más saciantes por el alga wakame

El calabacín es una fuente extraordinaria de fibra, antioxidantes y vitaminas. La fibra lo convierte en uno de los must have de nuestra nevera para acelerar y regular nuestro tránsito intestinal. Su contenido en vitamina C, potasio, fósforo y magnesio hace que los nutricionistas lo vean casi como un suplemento multivitamínico. Y su alto contenido en antioxidantes ayuda a combatir el envejecimiento prematuro de la piel. ¡Todo ventajas!

El segundo ingrediente de su receta es el alga wakame, típica de la cocina coreana y japonesa. Es un alga súper saciante, por lo que nos ayuda a perder peso con más facilidad. Además, tanto la piel del calabacín como este alga son famosos por sus betacarotenos, imprescindibles en la producción de melanina y la buena regeneración de la piel. Aunque estas algas son un poco más calóricas que el calabacín, su composición y sus micronutrientes (hierro, yodo, ácido fólico, calcio, etc) las posicionan como uno de los alimentos más buscados en los últimos tiempos. Descubre la receta de Vanesa en la galería.