Pilar Rubio, que ahora vive a caballo entre Madrid y París, ha mostrado algunos de los ejercicios que la ayudaron a mantenerse en forma durante el embarazo. Unos gestos de lo más sencillos que puedes replicar en la piscina mientras te refrescas.


Está en plena forma. Eso no hay quien lo dude. Pilar Rubio consigue hacer sus ejercicios esté donde esté para cumplir con sus rutinas. Lo hace incluso ahora, que su marido, Sergio Ramos, acaba de fichar por el Paris Saint Germain (PSG) y la familia al completo está a caballo entre Madrid y París, ultimando los detalles de la mudanza.

Siempre hay tiempo para el ejercicio

A pesar de ese ajetreo, Pilar Rubio saca tiempo para ejercitarse y también improvisa entrenamientos en ratos que en otros casos podrían ser de descanso. Y es que con cuatro niños, tiene que optimizar el tiempo y encontrar ese rato para ella y para mantener sus rutinas.

Es habitual que muestre cuál es la razón de su estupenda forma física, pero esta semana además ha mostrado unos ejercicios de lo más prácticos porque pueden hacerse a cualquier edad y con cualquier forma. De hecho, según cuenta, son los que ella hacía estando embarazada.

Un entrenamiento acuático

Los ejercicios que Pilar hacía durante la gestación de su hijo se realizan en la piscina, porque lo que, si queremos copiarlos, solo tenemos que aprovechar este verano esos ratitos. Así, además de refrescarnos y evitar sudar, el agua nos ayudará a tener más resistencia a la hora de movernos.

Pilar ha mostrado una tanda de ejercicios entre los que había algunos para las piernas y otros para el tren superior. Los de las piernas los realizaba poniéndose unas pesas en los tobillos para aumentar la fuerza que hay que imprimir en cada gesto.

Así, sumergida en el agua, levantaba y subía la pierna cruzándola por delante, haciendo varias series de varias repeticiones. En el segundo ejercicio, movía la pierna haciendo un círculo amplio desde la parte delantera a la trasera y viceversa, de nuevo con varias repeticiones y varias series.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial)

La importancia de la respiración

Para la parte superior utilizaba unas mancuernas con corcho, para que floten y sea el agua la que ofrece resistencia, y hacía varias serie subiéndolas y bajándolas en los laterales y al frente. Estos ejercicios, aunque parezcan muy flojos, según contaba, pueden servir de mucho si se hacen bien y se acompasan con la respiración.

“Estos ejercicios los solía hacer cuando estaba embarazada, son muy suaves pero me permiten activar y ser consciente de mi respiración y el trabajo de core”, aseguraba Pilar Rubio en sus redes sociales sobre la rutina que mostraba. “Una respiración sincronizada con los movimientos hace que optimices tu entrenamiento”, sentenciaba.