Las navidades han llegado a su fin, y ahora toca lamentarse. Si has cogido algún kilo no desesperes, toma nota de esta dieta y en pocos días conseguirás recuperar tu peso


Hemos esperado un año entero para celebrar nuestras añoradas Nochebuena y Nochevieja, para llegar con ganas a las comidas de Navidad y para disfrutar con tantas ganas de esos roscones de Reyes. Sin embargo, la Navidad igual que llega, se va. ¿Pasa lo mismo con los excesos de estos días festivos? Por desgracia no… Pero tranquila, hay solución a esos kilitos que has ganado y se llama dieta de la sopa.

Antes de seguir leyendo… recuerda que este plan es estrictamente una dieta de choque y no se puede hacer durante más de tres días. Aunque sí es posible repetirla ante un evento importante, pero está prohibido abusar: no la hagas más de 4 veces al año. Ahora sí, vamos allá.

La dieta de la sopa: pierde peso sin pasar frío

DESAYUNOS: •30 g de avena en polvo •200 ml de leche desnatada •4 nueces •canela •10 uvas pasas •jengibre •semillas de lino •semillas de chía •1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar

✔ Si lo tomas en frío mezcla todos los ingredientes y bate.
✔ Si lo tomas en caliente primero pon a hervir los copos de avena en leche y cacao hasta que espese y haz una papilla. Después añade el resto y tómalo recién hecho. En ambos casos puedes acompañarlos de té verde.

COMIDAS Y CENAS: •500 g de espinacas •1 ramita de apio •1 manzana •1/2 pepino •1 zanahoria •2 ½ remolacha cocida •1 naranja •1 limón

✔Cuece todos los ingredientes a fuego lento en un litro de agua. Después tritura o bate para conseguir un caldo o un puré. Tanto en la comida como en la cena los caldos deben ir acompañados siempre de proteína en pequeña cantidad: 1 huevo cocido, 150 g de pollo, pescado blanco, carne de conejo…
✔ También, si quieres, puedes cocer la carne o el pescado directamente con las verduras y triturar muy bien todo junto.

MERIENDAS: •75 g de piña (o un kiwi) • 4 almendras • 100 g de queso fresco batido 0%

Esta opción también es perfecta para cuando termines esta dieta, ya que la proteína del queso contribuye a mejorar la masa muscular, por lo que mantiene firme y tersa la piel evitando el descolgamiento. Además, la vitamina C de las frutas combate los radicales libres y ayuda a la producción de colágeno, responsable de la reparación de las células de la piel.

Por último… recuerda

La dieta de la sopa no es magia, es simplemente una mezcla de alimentos que sirven para desintoxicar y depurar el organismo. Eso sí, para lograr buenos resultados, debes completar este plan con una rutina de ejercicio regular. Caminar a paso ligero 40 minutos al día, salir a correr, nadar, montar en bici… Elige el ejercicio que más vaya contigo.

Y no te olvides: es fundamental que bebas al menos 2 litros de agua al día para combatir la retención de líquidos que dejan de recuerdo las navidades. ¡No hay excusas!