Es la técnica más utilizada, pero ¿lo sabes todo sobre la depilación láser? Te resolvemos todas las dudas. Estas son las verdades y mentiras sobre este método


Es el procedimiento favorito para eliminar el vello y después de tantos años utilizándolo, ¿crees que lo sabes todo sobre la depilación láser? Durante todo este tiempo se ha hablado y escrito mucho acerca de la depilación láser, ante lo que han surgido leyendas urbanas que acaban generando dudas, incertidumbre, miedos… e impiden que muchas personas se decidan finalmente a optar por este tipo de técnica. Para resolver todas las dudas, Silvia Cruz, directora de formación y departamento médico de Centros Ideal nos habla de las grandes mentiras y verdades sobre este método.

“La depilación láser es una de las técnicas de depilación más solicitadas, pero a su vez es una técnica en torno a la que se siguen teniendo ideas y creencias erróneas. Es fundamental contar con el personal cualificado y con una aparatología segura y efectiva para lograr los objetivos deseados”, indica Silvia.

Las verdades

Hay que tener especial cuidado con el sol VERDADERO
Tras una sesión de depilación láser la exposición de la piel al sol debe limitarse mucho, evitándose sobre todo la semana posterior. Pero no se tiene el mismo cuidado con la exposición previa. Los expertos recomiendan no someterse a una exposición al sol la semana anterior.
De igual forma, es importante utilizar una crema solar con alta protección y evitar en todo momento los autobronceadores. La piel con un tratamiento así está más sensible que nunca y es más proclive a quemaduras importantes.

Antes de cada sesión se debe rasurar el vello VERDADERO
Únicamente se debe acudir al centro sin depilar, ni rasurar, en la sesión de prueba, en la cual el experto necesita poder verlo analizar sus características y poder llevar a cabo todo el tratamiento más óptimo.
A partir de ahí, siempre se debe acudir rasurado, evitando utilizar técnicas de tracción (pinzas, cera o maquinillas depilatorias), ya que arrancan el pelo de raíz y puede disminuir la efectividad del tratamiento en sí.

Algunas zonas no pueden depilarse mediante técnica láser VERDADERO
Es cierto que existen dos zonas que no pueden depilarse con láser, estas son las zonas de genitales masculinos y zonas con mucosas.
El resto de las zonas, pueden depilarse sin problema. Este tratamiento se puede aplicar en zonas tan delicadas como labio superior, mentón, orejas, mejillas… como en otras más comunes como las axilas, el tórax, la espalda, las ingles, las piernas o la línea del alba.

Gtres

Los mitos de la depilación láser

La depilación láser afecta a la lactancia materna FALSO
La relación entre la depilación láser y la lactancia es una preocupación muy frecuente entre las mujeres. Además, la idea de que este tipo de tratamientos puede llegar a afectar al bebé o a la madre, durante ese periodo, es uno más de los mitos que podemos escuchar en el día a día.

Las pieles bronceadas o morenas no pueden FALSO
Las características ideales para poder realizar un tratamiento de depilación láser son las personas que tienen piel clara pero su vello es oscuro; esta es la opción ideal porque la piel tiene mucha menos melanina que el vello.
En el caso de las pieles más morenas se debe utilizar láseres de mayores longitudes de onda, como es el láser de diodo y quizás se necesiten algún número más de sesiones para lograr el objetivo marcado.

La depilación láser no es eficaz en vello claro FALSO
Las personas con un vello rubio o más claro presentan menos concentración de melanina, por lo que necesitan más sesiones para eliminar el pelo de manera permanente, pero no significa que no puedan someterse al procedimiento o que no vaya a funcionar.
En estos casos, es fundamental hacer una valoración previa que permita al especialista verificar si el pelo tiene la carga de melanina suficiente para ser tratado.