La crioterapia, también conocida como criosauna o aerocrioterapia tiene más de 50 años, pero, sigue siendo uno de los métodos más demandados por sus efectos positivos. ¿Por qué? María Patiño lo tiene claro: «Estimula la circulación, recupera la masa muscular después del entrenamiento y ayuda a aliviar dolores, favorece la creación de colágeno y contribuye a la pérdida de grasa». Además, tiene otros beneficios: Reduce la celulitis, tonifica, rebaja la acumulación de toxinas, reafirma la piel y combate la flacidez.

Los expertos explican que para usarla es necesario dejarse guiar por sus recomendaciones, iniciarse poco a poco, respetar los tiempos marcados y conocer bien las contraindicaciones: «No está aconsejaba para personas que sufren problemas del corazón, hipertensión arterial, enfermedades vasculares, anemia o hipertioridismo». Una de las dudas más repetidas es si podemos hacernos crioterapia en cualquier época del año. La respuesta es sí, pero siempre bajo supervisión. «Siempre y cuando se haga de forma controlada y cuidada no hay ningún problema».

En este sentido, la periodista se somete a sesiones de tres minutos, a 150 grados (bajo cero); después de su sesión de entrenamiento habitual y bajo la supervisión de su Coach deportivo, Ramón García Jerico. Para saber más en profundidad para qué utiliza esta técnica, hemos recogido la explicación del personal trainer y asesor nutricional: «María utiliza este método natural en frio para optimizar su rendimiento y mejorar su recuperación después de una sesión de deporte. También le viene bien para eliminar más calorías, hasta 800. Además, tiene un efecto anti estrés y relajante muy bueno».

Cómo consigue la crioterapia el efecto adelgazante que tanto ha gustado a María Patiño

La crioterapia se lleva a cabo en una máquina cuyos resultados, combinados con ejercicio regular y una alimentación sana, son muy eficaces para perder peso. El tratamiento es dentro de una cabina donde la temperatura está entre -150ºC y -180ºC. La persona interesada, en este caso María, tiene que permanecer dentro entre uno y tres minutos. No más. El exceso de tiempo puede provocar daños en el sistema orgánico.

Pero, ¿como funciona la criosauna para adelgazar? Este frío extremo da lugar a un descenso de la temperatura corporal. El organismo trata de reparar este frío generando calor, y lo hace produciendo energía a costa de quemar depósitos de grasa localizada y acelerando el metabolismo. Este efecto se traduce en la eliminación de cúmulos de grasa, causando una pérdida de peso y volumen.

El frío genera también una vasoconstricción – un estrechamiento de los vasos sanguíneos – seguido de una vasodilatación al retirar el frío. Este efecto consigue activar y mejorar la circulación sanguínea, oxigenando y tonificando la dermis y dando lugar a el rejuvenecimiento de la piel. El precio de la sesión de crioterapia ronda los 80 Y 100 euros, dependiendo del centro donde se realice. Y Pueden ser necesarias entre 3 y 6 sesiones espaciadas en el tiempo.