Lourdes Montes ha probado la criolipólis, un tratamiento reductor que solo se puede hacer en centros especializados. Te contamos en qué consiste.


Los meses de invierno pueden ser una época como cualquier otra para cuidar de nuestra figura. De hecho, para quienes no creen en la operación biquini constituye el mejor momento para comenzar a trabajar para mantener una figura que lucir en los tiempos en los que las temperaturas comiencen a subir. Lourdes Montes lo sabe bien y por eso se ha dado un tratamiento de criolipólisis en pleno invierno.

Ella misma lo ha contado en las redes sociales. Se ha sometido a una sesión de este tratamiento estético y no es la primera que se da. Lourdes Montes comentaba que era su segunda sesión y que ya había notado los resultados de una terapia que tiene como fin eliminar la grasa localizada.

¿En qué consiste la criolipólisis?

Es un tratamiento que se da en centros especializados y que ni puede ni debe hacerse en casa, ya que requiere de manos expertas. Según cuenta Lourdes Montes utilizando aparatos muy concretos lo que se hace es intentar utilizar el frío para ‘congelar’ la grasa localizada y posteriormente facilitar su eliminación de manera natural.

Esta congelación se logra aplicando frío de manera localizada en una zona concreta con una máquina preparada para ello. Se miden los tiempos y también las temperaturas de exposición, que pueden llegar a los -8 grados en las zonas concretas que se quieren liberar de grasa.

Como la eliminación de esa grasa se hace de manera natural y por la vía excretora, las sesiones no pueden darse seguidas. Lourdes Montes cuenta que se pueden dar tres sesiones al año y que para hacerlo hay que espaciarlas y realizarlas cada dos meses o dos meses y medio como poco.

Un tratamiento conocido por las celebrities

Ella se está haciendo el tratamiento en una clínica de Sevilla, la misma ciudad en la que su cuñada, Irene Rosales, reside. Ella también ha probado este tratamiento reductor en alguna ocasión, y de hecho, dejó constancia de ello en las redes sociales. La mujer de Kiko Rivera contó in situ como era la experiencia.

Lo mismo hizo Paula Echevarría hace unas semanas cuando se sometió a un tratamiento que se realiza en todo el mundo y que debe hacerse siempre en manos de un experto para minimizar los riesgos que puedan existir.

De hecho, este tratamiento ha estado en boca de todos estos días porque Linda Evangelista reclamó hace unos meses que había sufrido una de las contraindicaciones. La modelo padece hiperplasia adiposa paradójica (HAP), una dolencia que hace que el cuerpo genere depósitos de grasa endurecida. Así pues, antes de someternos a cualquier tratamiento, tenemos que asegurarnos de estar en las mejores manos y, en caso de tener cualquier duda,  consultarlo con el médico.