A la hora de afrontar el frío, es imprescindible utilizar una crema de manos súper nutritiva. Te dejamos la lista definitiva de nuestras favoritas


Si hay una zona del cuerpo que más sufre las consecuencias del frío es, sin lugar a dudas, las manos. Por culpa de las bajas temperaturas y la calefacción, las manos suelen agrietarse, secarse y se deshidratan, llegando incluso en alguna que otra ocasión a un mal mayor.  Por si fuera poco, este año también se ha visto afectada por el uso continuado del gel higienizante para ayudar a protegernos del coronavirus. Es muy importante optar por una crema de manos súper nutritiva para que hidrate en profundidad nuestra piel y la proteja del frío.

Opta por una crema de manos nutritiva, hidratante y reparadora

Tanto el rostro como las manos, son las grandes olvidadas con la llegada del frío. Nos enfundamos en varias capas protegiendo nuestro cuerpo de las bajas temperaturas, pero las manos, que son nuestra carta de presentación, las dejamos de lado. Las fórmulas altamente nutritivas, hidratantes y reparadora son la mejor opción para afrontar el invierno. Además algunas también contiene propiedades anti-edad o anti-manchas que son un plus añadido. Es importante aplicarte crema antes de salir de casa y llevarla en el bolso para ir renovando la aplicación del producto cuando vemos que nuestras manos comienzan a ponerse más ásperas. Es importante que siempre estén bien hidratadas.

Ten en cuenta que además de estar expuestas las 24 horas al aire libre, también se ven afectadas por otros elementos externos como los productos de limpieza (ahora más que nunca), la radiación ultravioleta (en invierno también hay), los continuos lavados y ahora los geles hidroalcohólicos, ya que suelen contener mucha cantidad de alcohol que puede afectar a la piel de las manos.

Su pH necesita restaurarse y devolver a nuestras manos su vitalidad y luminosidad. Por ello, lo mejor es optar por una buena crema de manos. Uno de los factores a tener en cuenta a la hora de hacer nuestra compra y elegir nuestra crema de manos es la formulación. Las pieles más secas deben usar cremas que tengan ingredientes que eviten la pérdida de humedad, como glicerina, urea… También aquellas que incluyen en sus fórmulas aceites de origen natural, como la manteca de karité. Las pieles sensibles, deben huir de aquellas perfumadas y optar por ingredientes calmantes naturales, como la avena, el Aloe Vera, la centella asiática o la caléndula.

Además, aunque en el mercado también hay diferentes texturas, ten en cuenta que cuanto más untuosa o densa es la crema, mayor hidratación te aportará. Ahora, en invierno, es importante que optes por esta textura para proteger tu crema del frío. Lo mejor será buscar una crema de textura más rica y nutritiva, que tarde más en absorberse y que probablemente te deje una sensación más grasa.