La zona de contorno de ojos, bolsas, ojeras y patas de gallo, requiere de unos cuidados específicos.


Lo primero que debemos recordar es que, el contorno de ojos, tiene una piel más fina y, por lo tanto, más frágil que el resto. Tampoco debemos olvidar que su escudo protector natural- formado por glándulas sebáceas-, es menor y también lo son las fibras de colágeno y elastina. 

Si a todo eso sumamos el esfuerzo diario al que sometemos a esta zona, para fijar la mirada, arrugando el entrecejo, marcando las patitas de gallo, cuando sonreímos… la conclusión es evidente. Debemos tratar la zona de contorno de ojos  con cosmética específica. Y algo más. Tenemos que acompañarla de ejercicios, gadget domésticos y  tratamientos en cabina.

Lo primero que debemos recordar es que, el contorno de ojos, tiene una piel más fina y, por lo tanto, más frágil que el resto.

Tips para acertar con tu contorno de ojos

  1. El orden de los factores sí altera el resultado. A la hora de aplicar el contorno de ojos cometemos varios errores. ¿El primero?, el orden de aplicación respecto al resto de los cosméticos. Nunca lo emplees después de sérum y la crema sino antes. Debe ser el primer cosmético que debemos utilizar justo después de la limpieza.
  2. Cuidado con la presión que ejerces. No se trata de aplicarlo con mucha presión sino dedicarle el tiempo que necesita. Más que fuerza necesitamos realizar un ligero pinoteamiento que nos ayude a drenar con movimientos suaves, de fuera hacia dentro rodeando el ojo. Es importante trabajar la congestión de los capilares. Y favorecer la circulación y descongestionar.

    No se trata de aplicarlo con mucha presión sino dedicarle el tiempo que necesita.
  3. El párpado superior también forma parte del contorno de ojos. Es uno de los errores más frecuentes. De hecho no debemos olvidar que no solo retenemos líquido en la zona de la bolsa sino también en párpado superior. 
  4. No es necesario emplear demasiado producto. La medida de un guisante es más que suficiente para ambos ojos.

    No debemos olvidar que no solo retenemos líquido en la zona de la bolsa sino también en párpado superior.
  5. La noche es perfecta para aplicar determinados contornos de ojos. Muchos de ellos dificultan la tarea del maquillaje si los empleas por la mañana. Especialmente si lo que te preocupan son las bolsas, lo ideal es que apliques por la noche un específico para bolsas y un drenante por la mañana.

Si sigues estos sencillos consejos estarás trabajando el contorno de ojos para conseguir una mirada de película.