Aunque parezca mentira, puedes hacerte con un champú que limpia tu pelo en seco, sin necesidad de usar agua. Te contamos sus beneficios.


¿Has soñado alguna vez con tener el pelo limpio sin necesidad de pasarte un buen rato bajo la ducha? Porque nosotras sí. Cada vez que toca lavarse el pelo, el ritual se alarga más de la cuenta. Champú, suavizante, mascarilla, secador… Una infinidad de pasos en los que perdemos más tiempo del que nos gustaría. Sin embargo, ahora estamos de enhorabuena. Para aquellos momentos en los que nos queramos ver con el pelo limpio y sedoso pero en los que no tengamos ese cuarto de hora de más para pasar bajo el agua, existe un champú de lavado en seco con el que conseguir un cuero cabelludo aparentemente limpio en tan solo unos minutos. ¡Toda una fantasía!

El champú en seco es uno de esos inventos que parecen ser obra de la ciencia ficción. Y estamos de suerte porque ha venido para quedarse. Es innegable que este particular producto se ha empeñado en revolucionar el mundo de los productos capilares y lo ha conseguido. Todas las que lo prueban, acaban repitiendo. Este tipo de champús sin agua le devuelven a tu cabello la limpieza del primer día sin necesidad de lavarlo. Ideal para aquellas personas que tienen raíces grasas o para cuando tienes poco tiempo para dedicarle a tu pelo, este producto de fácil y rápida aplicación es el secreto para estar siempre perfecta.

Es cierto que no es el sustituto definitivo del champú más convencional, pues no elimina la suciedad de tu cabello. Sin embargo, y a modo de perfecto trampantojo, este eficaz spray ayuda a ocultar el exceso de grasa del pelo y a recuperar su brillo natural con una fórmula especial para aumentar el volumen. El champú en seco nos permite lucir pelazo fresco, brillante y voluminoso en apenas un minuto. Sin duda, una forma de sentir que nuestro pelo está como recién lavado sin tener que pasar por la ducha. Un producto 10 para esos días en los que nos faltan horas.

Son muchas las marcas que han creado sus propios champús en seco. Sin embargo, nosotras hemos seleccionado los siete más cotizados (y baratos). Una amplia selección para que puedas decantarte por el que mejor se adapte a tus características. No te quedes anclada en el pasado y prueba este producto del futuro. Estamos seguras de que no te arrepentirás.