La importancia de la Vitamina D que el sol nos proporciona es de sobra conocida: fortalece nuestros huesos, refuerza nuestro sistema inmunológico… y, por supuesto, su ausencia prolongada afecta al aspecto y a la salud de nuestra piel. 

La ausencia prolongada de la vitamina D afecta al aspecto y a la salud de nuestra piel.

¿Cómo puedo obtener la dosis necesaria de Vitamina D?

Lo primero que debes recordar es que existen tres maneras de obtenerla, la más importante gracias al sol. Es nuestra principal fuente de Vitamina D, nos aporta el 90% de la que necesitamos. El resto se obtiene a través de alimentos como el salmón, el atún, o las sardinas, pescados grasos, y en mariscos, quesos, huevos y lácteos. La última manera de conseguirla es mediante suplementos que suplen la carencia de los rayos solares. Pero, además para paliar ese aspecto entristecido, sin vitalidad, carente de vitamina D,  existen rutinas que ayudan a combatirlo.

El sol es nuestra principal fuente de Vitamina D, nos aporta el 90% de la que necesitamos.

En primer lugar necesitamos activar la microcirculación con el objetivo de combatir la falta de luminosidad e incrementar la renovación celular. ¿Cómo lo conseguimos? Realizando un suave masaje ayudándote de un rodillo de jade que, además de aportar energía, tiene propiedades calmantes, estimula y, gracias a su efecto detox mejora la textura de tu piel.

Tampoco debes olvidar mantener el nivel de hidratación necesario. Puedes conseguirlo con una crema que, además, te ayude a incrementar la renovación celular y te proporcione un aspecto luminoso y descansado. Así es la TRUFFLE FIRMING CREAM que, además de la exclusiva trufa blanca, contiene Sacha Ichi, una planta del Amazonas rica en antioxidantes, aminoácidos y Omega 3, 6 y 9, fundamentales para recuperar el aspecto saludable de tu piel. 

Tampoco debes olvidar mantener el nivel de hidratación necesario para que tu piel luzca sana.

Utiliza también, al menos una vez a la semana, una mascarilla que contenga ácido hialurónico y hamamelis. Además de reparar, calma y te aporta sensación de confort. Mejor si la aplicas en frío. También hidratan y aportan luminosidad las que contienen células madres vegetales ya que nos ayudan a sintetizar mejor el colágeno. 

Pero si hay algo que tu piel se merece para recuperar su aspecto saludable es un tratamiento en cabina que te ayude a empezar de cero. Ahora son perfectos los métodos de hydrodermoabrasión que incluyen limpieza e higiene, peeling, hidratación y rejuvenecimiento. Es el caso de Hydralift, que libera el estrato córneo, permitiendo la penetración de principios activos que regeneran e hidratan, proporcionando a tu piel ese aspecto saludable que tanto echaba de menos.