A pesar de que Carla Barber tiene 31 años, ya se está protegiendo de cara al envejecimiento y lo hace con un aparato revolucionario


A partir de los 25 años hay que comenzar a prestar atención a nuestra rutina de belleza con tratamientos específicos para comenzar a combatir los signos del envejecimiento. Aunque a esa edad, los cosméticos que debes usar son mínimos y sobre todo tu mayor preocupación tiene que ser la de retener el agua en la piel con cremas hidratantes y tratar pequeñas imperfecciones como son los granitos propios del acné, a los 30 ya hay que añadir más pasos a nuestra rutina. A la limpieza e hidratante (que ya llevábamos haciendo desde años anteriores) hay que añadir el sérum, el contorno de ojos y por la noche, cremas con acción antiedad. Eso sí, si quieres ir un paso más allá, haz como Carla Barber y potencia los resultados de estos cosméticos con un extra: un masajeador facial.

[lista_enlaces]

Este es el masajeador facial que usa Carla Barber para combatir el envejecimiento

La que fuera novia de Diego Matamoros ha lanzado al mercado un revolucionario masajeador facial con microcorrientes que ayuda a combatir el envejecimiento. Además, este tipo de artículos son perfectos para potenciar el resultado de los cosméticos que añadimos a nuestro rostro en la rutina beauty. Pero, ¿qué hace precisamente el que ha lanzado Carla Barber? ¿Qué precio tiene? ¿Cómo funciona? ¿Qué resultados podré obtener? Te respondemos a todas las preguntas a continuación.

«Ayla», que es así como se llama el masajeador facial que puedes encontrar en su página web, es un novedoso masajeador facial con microcorriente para combatir el envejecimiento, ya que revitaliza el rostro con solo 5 minutos al día de rutina ‘beauty’ con el nuevo dispositivo. Este producto es de edición limitada. Su precio es de 65 euros y tal y como hemos dicho anteriormente, se puede encontrar a través de su página web.

[lista_enlaces]

Este masajeador facial es ideal para conseguir una piel radiante con tan solo 5 minutos al día

“Con el roller facial con microcorriente lucirás una piel tersa, relajada y radiante. Además puedes reducir la hinchazón, las ojeras y promover la circulación sanguínea y el drenaje linfático”, dice la propia Carla Barber, que además de lanzar este producto al mercado, también lo usa ella. Este masajeador con microcorriente ayuda a mejorar la elasticidad y reducir las arrugas. Además, el uso de bajas corrientes eléctricas estimula los músculos faciales ayudando a tonificar los contornos faciales y reafirmar la piel flácida. Un plus de este dispositivo es que no es únicamente para rostro: también es ideal para usar en el cuello y en los brazos.

Sin lugar a dudas, este es un regalo perfecto para las fechas festivas que se avecinan o para darte un capricho para cuidar y mimar tu piel con lo más revolucionario en el mundo de la cosmética.