La actriz estadounidense Blake Lively suele lucir manicuras de lo más original, pero estos días ha dado con la clave para lograr una que sea floral y otoñal al mismo tiempo.


La originalidad suele ser el fuerte de Blake Lively, pero cuando se trata de la manicura, la actriz estadounidense suele superarse. Estos días lo ha hecho con un diseño floral que es de lo más delicado que vamos a ver estos días, porque es capaz de combinar la sutileza de sus dibujos con unos colores de lo más discretos a la par que otoñales.

Flores para arrancar el otoño

La obra maestra no es cosa de la actriz, que podría tener un pulso y un talento increíbles para la pintura en miniatura, pero no sabemos si es el caso. Se trata de un diseño creado por una artista que se dedica a hacer la manicura a celebrities como Blake, y dado su talento, no es de extrañar que triunfe en Hollywood.

La manicurista se llama Elle y muestra en sus redes sociales algunos de sus impresionantes trabajos que se adaptan a todos los estilos, desde los más estridentes hasta los más discretos, siempre con un punto diferente.

Blake Lively y las manicuras originales

La que ha elegido estos días Blake Lively tiene un poco de ambas. Es atrevida por lo artístico, pero a la vez, al estar hecha en colores de lo más discretos mantiene la elegancia. La actriz ha quedado tan encantada con el resultado que no ha podido hacer otra cosa que compartirla con sus seguidores en las redes sociales y alabar el trabajo de la manicurista.

Aún no he superado estas uñas con flores impresas. ¿Sabéis lo difícil que es hacerse fotos de las dos manos? Mi nariz se ha vuelto muy útil”, escribía bromeando Blake Lively al lado de las instantáneas de sus manos. Bromeaba, pero la verdad es que el resultado es asombroso.

De Nueva York… a Pokemon

No obstante, no es la primera vez que la mujer del también actor Ryan Reynolds luce una manicura original y de lo más trabajada. Hace unos meses mostraba otro diseño igual de espectacular. En esta ocasión estaba realizada por la japonesa Mae Kawari y suponía un homenaje a la ciudad de Nueva York.

En aquel momento la actriz había decorado sus uñas con detalles tan neoyorquinos como el símbolo del equipo de los Yankees, la estatua de la Libertad o el puente de Brooklyn que además conformaba un divertido puzzle entre sus dos pulgares.

Y un tiempo antes lució una manicura que a buen seguro fascinó a los más pequeños de la casa, porque estaba inspirada en Pokemon. Entonces la elección no pudo estar más acertada, porque la eligió para el estreno de ‘Detective Pikachu’, en la que trabajaba su marido.