Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, se ha unido a Torito en una de sus locuras y ha acabado con el pelo rubio y con un corte bob.


Todas las de su familia lo son (o lo han sido). Desde su madre, Terelu Campos, a su tía Carmen Borrego pasando por su abuela María Teresa. El rubio en la familia Campos se lleva en la sangre y no era de extrañar que la más pequeña del clan, Alejandra, tardara en imitar los pasos de las mujeres más importantes de su vida y decidiese ponerse rubia. Fue en el día de ayer cuando la colaboradora de Viva la viva, en una de las locuras de su compañero de programa Quique Torito, acabó con un cambio de look radical que, aunque sorprendente, no le sentaba nada mal. La joven de 20 años nos dejaba a todos con al boca abierta pues, además de presumir de nuevo color de pelo, también nos presentaba un nuevo corte con el que se despedía de su larga melena negra para dar la bienvenida a un bob por encima del hombro.

Haciendo honor a su apellido, Alejandra Rubio posaba en su cuenta de Instagram con su cambio de look radical. En la foto, la joven mostraba a sus más más de 200 mil seguidores su nueva media melena rubia y les preguntaba por su opinión. «¿Qué os parezco de rubia?», escribía la colaboradora. Eso sí, ella se lavaba las manos de toda responsabilidad y echaba todas las culpas de su transformación capilar a su compañero: «Torito haciendo de las suyas», dejaba claro en la red social.

Un nuevo look que no le durará mucho (o eso parece)

El colaborador más divertido de Viva la vida, por su parte, también subía una foto a su cuenta de Instagram en la que agradecía a una peluquería su gran trabajo con Alejandra Rubio. «Gracias MYNT by Cochi Alexander por el cambio de look de Alejandra», comentaba en su perfil. Sin embargo, todo apunta a que la transformación de la joven sea en realidad una peluca; y que el mensaje de agradecimiento de Torito hiciese referencia a que el centro de estética fue el encargado de ceder y colocar la peluca rubia sobre la cabeza de la joven.

Peluca o tinte, tijeras o pelo postizo. Sea como sea, lo cierto es que el rubio no le sienta nada mal a Alejandra. ¿Qué os parece a vosotros este postizo que ha dado tanto que hablar? A nosotros, personalmente, nos gusta y mucho. Y es que creemos que no puede haber nada más acertado que ser rubia y apellidarse Rubio. ¿Estáis de acuerdo o, por el contrario, preferís su larga melena oscura?