No es la primera en llevarla estos días, pero Alba Díaz deja clara cuál es la tendencia en manicura: esta navidad se llevan las versiones más brillantes.


No cabe duda de que va a ser tendencia de estas navidades. Y la hija de Vicky Martín Berrocal ha dado con ella. Porque Alba Díaz tiene la que será, sin duda, la manicura de estas fiestas porque tiene la capacidad de aunar la discreción (si es lo que se busca) y darle un toque ideal para estos días.

Un giro al diseño tradicional

Alba comenzaba el día buscando inspiración para la nueva manicura y para ello pedía opinión a sus seguidores. Lo hacía con dos imágenes que dejaban claro que ya sabía cuál sería la base. Sus seguidores votaban y, horas más tarde, ella mostraba el resultado y lo contenta que estaba con su nueva elección.

La manicura elegida por Alba Díaz para estos días tiene como base un color rosa clarito, muy natural, que es bastante similar al que se utiliza para la manicura francesa, uno de los grandes clásicos a la hora de maquillar las uñas. En su caso, en lugar de rematar con una línea blanca, lo que hizo la experta con sus manos fue terminar con un toque brillante tanto en la punta de la uña como en la cutícula.

La tendencia del momento

Para la forma de la uña, se decantaron por un diseño ovalado, con las puntas redondeadas y bastante largas. Esto es lo que marca la diferencia a la hora de lograr que este diseño resulte más discreto o más llamativo. Porque aunque la nota diferenciadora sea la brillantina, es el largo de las uñas el que marca lo llamativo que sea el diseño.

El de Alba está a medio camino entre ambas cosas, y así lo demuestran las versiones de esta manicura que han elegido otras influencers como Laura Escanes y María Pombo. El de Laura Escanes va con un diseño mucho más largo, con las uñas cuadradas y el toque brillante va incluido en el propio esmalte, dejando un aspecto iridiscente.

Las influencers y las manicuras con toques brillantes

También María Pombo ha elegido un diseño con toques brillantes para las fiestas. Eso sí, en su caso, un do it yourself, porque lo ha hecho a base de dos esmaltes que ha juntado para lograr esa base rosa y esa capa final con brillo.

En su caso queda además muy discreto, porque lleva las uñas cortas, con un diseño muy natural y casi cuadrado, con las esquinas redondeadas. Eso sí, a pesar de que es una manicura muy acorde a las fiestas y muy poco llamativa, parece que en su casa no gustó a todo el mundo. Y es que nunca llueve a gusto de todos.