Esta primavera lo vas a seguir viendo por todos lados porque el bob sigue siendo tendencia total. Te damos todas las claves y sabrás a quién favorece más


Hace ya un tiempo que muchas famosas se decantaron por el corte bobo, esa melenita tan favorecedora que se resiste a dejar su trono y está primavera continuará en lo más alto. Desde las primeras en llevarlo como Tamara Falcó a las últimas como Ana de Armas todas han encontrada en este corte el estilo más chic.
Hay diferentes tipos de bob, pero a grandes rasgos podemos  enmarcarlos en dos modalidades principales. Los cortes más rectos y cuadrados que terminan justo encima de la mandíbula y los cortes más sueltos con una forma menos rígida.

Pero no a todas las facciones favorece el mismo bob y también hay que tener en cuenda el tipo de cabello a la hora de decantarte por uno o por otro. Antes de ponerte en manos de tu estilista para llevar el corte que triunfará este 2021, ten en cuenta estos tips, que de la mano de Gema Eguiluz, CEO del salón In-Viso Hair Design de Madrid, te van a resolver todas tus dudas para saber por cuál decidirte.

Un bob para cada tipo de cabello

Cabellos gruesos: un bob corto desfilado en toda la melena, concretamente desfilando de la sien hasta la nuca, es ideal para conseguir un cabello ligero. Si no lo quieres tan corto, un bob asimétrico con capas sueltas con mucha textura y menos pulido, también será perfecto para el cabello grueso.

Cabello rizado: queda perfecto con un bob que marque las ondas naturales del rizo. Se aconseja un corte asimétrico capeado teniendo en cuenta siempre el nivel de volumen y de movimiento del rizo.

Cabello fino: un bob recto o con capas largas para conseguir más volumen, textura y densidad, es el corte más adecuado.

Un bob para cada tipo de rostro

Los rostros redondeados necesitan buscar un corte favorecedor y que alargue el rostro, evitando siempre un corte a la altura de los pómulos. La estilista Gema Eguiluz recomienda un long bob con desfilado a los lados para disimular la redondez y estilizar. Lo más recomendable para este tipo de rostros es un corte por debajo del mentón con capas largas.

En rostros alargados, Eguiluz recomienda un tipo de corte para reducir la sensación de largo, que no sea recto e intentando conseguir volumen a los lados con capas.

Si por el contrario tienes el rostro ovalado, puedes optar por cualquier tipo de largo ya que es un rostro de proporciones equilibradas. Ya sea asimétrico o recto, midi o más largo, y además si añades un flequillo ladeado, acertarás.

Para un rostro cuadrado, un bob asimétrico que llegue por debajo de la barbilla. Es decir, un corte más largo por delante que por detrás para que alargue el rostro.

Para los rostros corazón, un long bob intentando ganar volumen para equilibrar rasgos en las puntas, concretamente en capas internas.