¿Quieres conseguir una manicura perfecta sin salir de casa? Con estos ocho trucos lograrás conseguir unas uñas de diez sin gastar mucho tiempo ni dinero.


No está la vida como para salir de casa tontamente. El coronavirus nos ha cambiado las prioridades pero también la forma de organizar nuestro espacio y tiempo. Si antes buscábamos ir de compras al centro comercial, salir al centro de belleza a ponernos a punto y comer en restaurantes, ahora la mejor de las opciones es hacerlo desde la intimidad de nuestro hogar a través de pedidos online y take away. Eso sí, intentando apoyar dentro de lo posible el negocio de la hostelería y el pequeño comercio. La situación nos está obligando a reducir gastos y también salidas. Es por ello por lo que creemos conveniente enseñaros algunos trucos para conseguir una manicura perfecta sin necesidad de salir de casa y sin gastar demasiado. Una forma económica y entretenida de pasar el rato. Estemos confinados o no.

Iba a decir que lo único que necesitamos para conseguir una manicura perfecta son ganas, pero lo cierto es que necesitamos algún que otro utensilio. Lo principal, y sin lo que es imposible dar color a nuestras uñas, es el esmalte. En tonos neutros, en colores flúor, con purpurina o con estrellitas. Da igual el que usemos siempre y cuando nos apetezca llevarlo. También sería recomendable tener una base para uñas y una laca para dar una capa final, que puede ser de brillo o mate. Es conveniente además hacernos con una lima de uñas y un producto quitaesmalte (con o sin acetona, allá cada uno con sus preferencias). Y, ahora, una vez que disponemos de todo esto, ganas.

Paso a paso: Así podemos conseguir una manicura perfecta sin salir de casa

Con todos los productos ya preparados, es hora de ponernos seriamente manos a la obra. ¿O uñas a la obra? Es importante que nos coloquemos en un lugar con luz suficiente, frente a una ventana o bajo un buen flexo; ya que esto nos ayudará a ver mejor nuestras manos y no forzar demasiado la vista. Es también recomendable apoyarlas sobre una superficie lisa como una mesa con un mantel viejo o una revista que ya hayas leído para evitar manchar. Intentar pintar nuestras uñas al aire es mucho más complicado de lo que en las películas parece. Antes de empezar tenemos que armarnos de concentración pero también de paciencia; entre capa y capa nos tocará esperas a que se seque por lo que puede resultar algo tedioso. Pon alguna serie de fondo, enciende la radio, dale al play a tu podcast favorito o reproduce tu lista favorita de éxitos, pues pasarás un buen rato con las manos quietecitas.

Una vez has seguido todas estas indicaciones, estás preparadísimo para hacerte la manicura perfecta. Sigue los siguientes consejos y verás que el resultado es perfecto. ¡Ánimo y suerte!