La cosmética está en constante renovación. Cada cierto tiempo aparecen nuevos productos que promete ser el «elixir de la eterna juventud». Aunque sabemos que los milagros no existen, en ocasiones nos dejamos llevar por las modas y los probamos hasta que nos damos cuenta de que no conseguimos los resultados prometidos. No ha sucedido así con el ácido hialurónico. Este ingrediente está totalmente consolidado dentro de la medicina estética y también está logrando excelentes resultados en cosmética. Te enseñamos nuestras ampollas favoritas de ácido hialurónico para cuidar y rejuvenecer la piel de tu rostro.

¿Sabes realmente qué es?

Antes de ver nuestra galería te contamos por qué el ácido hialurónico no es una moda pasajera. Se trata de un componente que está presente de manera natural en nuestro cuerpo: en los cartílagos, las articulaciones, el tejido conectivo y la piel. Aunque su función es distinta dependiendo de dónde se encuentre, es el responsable de mantenimiento de la hidratación. Es decir, actúa como una esponja que absorbe y retiene grandes cantidades de agua en la piel.

El problema es que a medida que envejecemos, la cantidad que tenemos de manera natural en la piel se reduce, produciendo una pérdida de la hidratación y propiciando la aparición de los primeros signos de la edad.

¿Cómo se usan las ampollas de ácido hialurónico?

Las ampollas de ácido hialurónico son tu mejor opción (si no quieres acudir a un centro de estética) para reducir las líneas de expresión y las arrugas. El modo de empleo es muy sencillo: se deben aplicar por la noche sobre la piel de la cara totalmente limpia, realizando pequeños masajes en la zona a tratar. Después de que el contenido haya sido absorbido completamente, debes utilizar tu crema facial habitual. Con esta rutina, conseguirás una piel más lisa y luminosa.

Ahora sí, te enseñamos nuestra ampollas de ácido hialurónico favoritas.